Oleo Dixit

Y EN EL SALÓN, LAS ESTRELLAS!

AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

Por Couto.

El chef argentino y propietario del restaurante Mirazur en la Costa Azul, Francia, Mauro Colagreco, se convirtió en un fenómeno luego de obtener su tercera estrella Michelin.  Es casi imposible obtener tres estrellas y más aun siendo argentino en Francia, de hecho es el primer chef Argentino en lograrlo. En el 2012 ya había alcanzado 2 estrellas.

Gwendal Poullennec , director de la Guía Michelin , alabó la tarea del cocinero y comentó la novedad de que la guía incorporó dos nuevos premios a la sommellerie y al servicio.

maurochef1

¿Qué significan las estrellas? 

Una estrella ya es mucho y ubica al restaurante como muy bueno, dos estrellas lo convalida como único en su tipo, pero tres estrellas que fué lo por Mauro obtenido ubica al restó en una categoría donde el solo hecho de probar su cocina para los viajeros según la Guía justifica el viaje.

¿Qué se tiene en cuenta para conseguir las estrellas?

La culminación del plato, la técnica aplicada, su estilo visual y el producto y sabor del mismo. En esta evaluación pueden influir elementos ajenos al plato como, la insonoridad del salón, la poca injerencia de aromas de la cocina en el mismo, la distribución de las mesas, los manteles, distancia entre mesa y mesa, aireación…ect.

Especialistas en turismo con hasta diez años de experiencia son los designados para calificar y evaluar , las zonas de estos jurados no son siempre las mismas y hasta se los transfiere de un país a otro, llegando a comer en casi trescientos restaurantes y pasar más de cien noches en hoteles del mundo.

 

Conclusión final para el otorgamiento de estrellas.

Se reúnen dos veces al año por país, si no se ponen de acuerdo puede que vuelvan a evaluarlo, algunos son visitados por hasta 10 inspectores que evalúan sin dar retribución.

 

Como conclusión final debemos tener en cuenta que la presión de sostenerse en el firmamento estrellado, culminó con el suicidio de chefs como Bernard Loiseau que prefirió volarse la tapa de los sesos a perder una estrella.

Tener una o más estrellas Michelin no es un lecho de rosas y muchos chefs se han hastiado de no poder hacer lo que verdaderamente les gusta.

Por ahora, nuestro chef Mauro Colagreco, ha demostrado tener en control su stress y no haber perdido la paciencia ni la humildad que lo caracterizan.

Desde acá y desde nuestra humilde guía, vaya nuestra felicitación.

 

AlamosLogo

Guia Oleo

Agregar comentario

Seguinos

¡Sumate a la comunidad Óleo ahora!