Oleo Dixit

Y DE ETIQUETA, ¿CÓMO ANDAMOS?

AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

 

Por Fabian Couto.

Ciertos vinos son objeto de culto, su renombre internacional los hace deseados, dignos de atesoramiento.  Ciertos vinos por su renombre y cosecha hoy día, no solo son buscados por coleccionistas, sino que también por inversionistas del vino.

La Bodega, su procedencia y la añada los hace codiciados, pero su vestimenta o etiqueta es altamente importante a la hora de comunicar un vino.

El Chateau Lafite sin dudas uno de los vinos más prestigiosos del mundo, tomado por el mismísimo Napoleón y un icono de la Región de Burdeos de la cual es oriundo, fue recién en 1868 que acrecentó el mito de su célebre etiqueta, al ser adquirido el Chateau, por el próspero Barón James de Rothschild.

El Barón experto en acrecentar su fortuna, fue en 1924 que tuvo la ingeniosa idea de encargarle la etiqueta de su vino a un prestigioso diseñador de época cuyo nombre era Jean Carlú, y de este modo fue que inició la tradición, una revolución para su época, de convocar a pintores y diseñadores para incorporar el arte, a las etiquetas de sus ya de por sí; prestigiosos vinos.

Los Mouton Rothschild más allá de ser buscados por coleccionistas por sus añadas, a su vez lo son por etiquetas pintadas por talentos como Marc Chagall,  Salvador Dalí, Joan Miró , Jean Cocteau, Picasso y hasta el mismísimo Andy Warhol entre tantos otros.

 

chateau marc chagall

 

Una etiqueta del vino que exhibía el cuerpo de una joven tal cual vino al mundo, ilustrada por Therese Balthus , fue censurada en su época en los Estados Unidos por la oficina encargada de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (BAFT) y es hoy una de las botellas más buscadas por los coleccionistas, es la Mouton Rothschild cosecha, 1993.

 

ARGENTINA Y LAS BELLAS ARTES EN LA ETIQUETA.

Hace ya más de medio siglo, el visionario bodeguero “páter del vino Argentino” el Dr. Nicolás Catena Zapata, decidió engalanar su primer botella de la línea Saint Felicien, encargando una pintura a un artista. Sería  “Vendimia” el nombre de la obra realizada por un joven Carlos Alonso.

 

SAINT FELICIEN VENDIMIA

 

La pintura retrataba el momento de la vendimia con una mujer que lleva sobre sus hombros una canasta con su preciada carga de racimos de uva.

Aún recuerdo las palabras cuando se cumplieron 50 años de la etiqueta, del director comercial de la Bodega, Arnaldo Gometz, gran orador y amante ferviente del arte en todas sus formas:

“ ¿Tienen ustedes idea de lo que ese lanzamiento significó, medio siglo atrás?. Fue un acontecimiento, una verdadera revolución para la vitivinicultura nacional, donde por esa época los vinos se identificaban como vinos tintos finos y vinos finos blancos. Esa etiqueta significó la génesis de lo que aún hoy día constituye nuestra meta, elaborar vinos en todo sentido capaces de competir con los mejores y más prestigiosos del mundo.

Si se ponen ustedes a pensar, tanto el vino como un cuadro comparten un privilegio, el de ser capaces de generar una experiencia totalmente memorable, inclusive digna de emocionar inclusive.

La elaboración de un vino es considerada un arte en sí mismo.

En el caso de Saint Felicien, otros vinos y otras etiquetas continuaron con el arte, como su serie Tributo, con homenajes a artistas como el gran Clorindo Testa, el querido Miguel Brascó, exquisito dibujante y el maestro Raúl Soldi para el cual se eligió mi cepaje favorito un Pinot Noir.

 

Saint Felicien Clorindo Testa Malbec 2008

 

Fue en el foayeur del Museo Fortabat donde en esa ocasión, el responsable de la Bodega, Arnaldo Gometz supo decir… “Elegimos un Pinot, porque si bien tiene mucha personalidad, a su vez es elegante, sutil y casi etéreo, como los estilizados y delicados trazos del artista”. El Saint Felicien Tributo a Raúl Soldi es cosecha, 2013 y la obra se llama, “Ausencia”.

Nobleza obliga, para terminar esta nota, rememorar los óleos, dibujos y acuarelas todas obras originales que reprodujo en sus etiquetas la Colección Privada de Navarro Correas, 20 cuadros que fueron exhibidos en el Centro Cultural Recoleta.

 El Rutini Antología Julio Le Parc 2012, es también otra muestra de arte en una botella digna de destacar, inspirada en una obra de este maestro del arte cinético llamada “Desplazamientos” hecha por el artista con los geniales diseñadores, autores de infinidad de etiquetas, Zemma & Ruiz Moreno.

¡Salud!

 

AlamosLogo

 

 

 

 

Guía Oleo

Agregar comentario

Seguinos

¡Sumate a la comunidad Óleo ahora!