Oleo Dixit

VARIOS BUENOS VINOS EN MUY POCOS CARACTERES.

AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

Por Fabián Couto.

ALTALUVIA

Gualtallary, es un lugar diferente, dotado por la naturaleza, a 1300 metros sobre el nivel del mar en Tupungato.
Cuando la naturaleza se alinea en concordancia, surgen prodigiosos vinos como estos, regios, maravillosos.
Los ALTALUVIA es una línea de cuatro varietales, pero el Riesling y el Cabernet Franc se llevan los laureles a mi entender.
Un arranque, con miras a parapetarse como baluarte.

EL BURRO SANTA JULIA.

Divino vino, puro, natural, gestado con la mínima intervención del hombre. No al agregado de sulfitos, no se clarifica, no se añaden levaduras seleccionadas sino tan solo indígena y tantos otros cuidados naturales más. ¿El resultado? Un Malbec como seguramente no habías probado, franco, que estalla en fruta, con un enjundioso cocido de ciruela.
Un vinazo, disfrutable, memorable, powerfull, como patada de burro.

CLOS DE LOS SIETE 2017 BY ROLLAND.

Hubo una revolución allá por los 90´s que lanzó a muchos vinos al panteón de la gloria.
Figura relevante de la transformación del vino, ángel y demonio según la óptica del vidente, pero creador innegable de grandes vinos en Bordeaux, Francia desde los 70´s, se destacó un winemaker, ese señor es Michel Rolland.
Innegable rockstar de la enología francesa, fue convocado a conocer la Argentina en 1988 para asesorar la Bodega, de otro viejo zorro de la enología, el visionario Don Arnaldo Etchart, para asesorar su centenaria Bodega de Cafayate, Salta.
Fue asi que surgió el amor a primera vista, Rolland se enamoró de la Argentina y desde ese momento no paró de producir grandes vinos, como canciones hicieran los Rolling Stones.
En 1999 Rolland tiene una idea maravillosa y ambiciosa que concreta con creces, invita a las más poderosas familias Bodegueras de Bordeaux a comprar 800 hectáreas al pie de los Andes, tener su propia Bodega y solo elaborar vinos de la más alta gama con su asesoramiento.
Así nacería, Clos de los Siete (Siete familias).
El dato que no todos saben es que con parte de los mejores vinos fruto de las Bodegas de estas familias, con una selección de aporte, se elabora un vino de Corte de los más venerados del Valle de Uco y creado por la alquimia superlativa del mago brujo del vino, el mismísimo Rolland.
¿El resultado? Este vino, que demuda el corazón de placer al beberlo, adiccionante.

FABRE MONTMAYOU RESERVA SYRAH 2018.

Décadas atrás quizás seas muy joven y no lo sepas, el Syrah estuvo de moda, en total esplendor.  No me preguntes porqué, pero supo ser el favorito del paladar femenino y la gastronomía paqueta, solía le rendía pleitesía.
Medio como que años después, pasó la moda, cayó como en desgracia y nadie se acordaba del pobrecito Syrah, a la hora de descorchar una botella.
Como toda moda es cíclica, este varietal pareciera estar volviendo de a poco.
El Syrah de Fabre es muy particular, especial, con un abanico aromático que se despliega como la cola de un pavo real verdaderamente.
Las notas especiadas de estos vinos, son una particularidad organoléptica que seduce y es verdad lo que afirma su creador, el Syrah cuando es bueno resulta un tangible y placentero cambio en el paladar.

CRÍOS ROSÉ DE MALBEC.

Susana Balbo, es una enóloga hacedora de muy buenos vinos, comenté muchos y buenos rosados en mis últimas notas, pero este rosado de la Balbo, tiene un aditamento el de colaborar durante Octubre utilizando un porcentaje de la venta de cada una de sus botellas para colaborar con una buena causa, la organización sin fines de lucro FundaVita, para que muchas mujeres puedan acceder a los controles médicos de prevención del cáncer de mama.
El Rosado se reviste de un tiempo de dar, solidario.
(Precio sugerido $590).

¡Salud para todos! Hoy más que nunca.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Logo-Alamos2-300x104.jpg

Guía Oleo

Agregar comentario

Seguinos

¡Sumate a la comunidad Óleo ahora!