Oleo Dixit

Una playlist con sabor a música

Si la música es el alimento del alma, eso explica por qué está tan relacionada a la comida. Como nos gustan ambas cosas, armamos una playlist en nuestra cuenta de Spotify para compartir con todos

 8 de enero de 2016

 

Muchas pueden ser las musas de un artista. Están quienes le han cantado a sus mujeres u hombres amados, los que le han dedicado su música a sus países, sus ciudades, sus ídolos… y están también quienes se han tomado su inspiración de la comida. La cantidad de música que, ya sea de forma metafórica o directa se refiere a la comida, es enorme. Desde los Beatles hasta Peteco Carabajal, desde Chico Buarque hasta Justin Timberlake, desde los Beatles hasta Alfredo Casero, quien más que ningún otro tuvo una “muzza” inspiradora en su hit “Pizza conmigo”, la lista sigue y sigue. Para disfrutar de esa infalible combinación de buena música (para todos los gustos) y buen sabor, armamos una lista en nuestra cuenta de Spotify, y acá te compartimos 10 de las canciones que la integran.

 

¡Accedé a la lista completa y seguinos en Spotify!

 

Asado y Fernet – Los Caligaris

 

 

Toda una declaración de principios cordobesa. La frase “Hagamo un asado, tomemos ferné” se repite una y otra vez en esta canción de La Banda Inestable, popularizada por Los Caligaris, del disco de 2007 “No es lo que parece”. ¿Pizza? ¿Mondongo? ¡No! Lo dicen bien clarito, que cueste lo que cueste, se comerá asado, así sea necesario hachar una mesa ante la falta de carbón. Una letra con la que más de uno, especialmente en vacaciones, se puede identificar fácilmente.

 

Feijoada Completa – Chico Buarque

 

 

Si una canción argentina que glorifique el hermoso acto de juntarse a comer con amigos habla del asado, una brasilera lo hace de la feijoada, una de las comidas más tradicionales del Brasil, que se acostumbra comer los sábados. Incluida en el disco homónimo de Chico Buarque de 1978, la letra es la de alguien que le avisa a su mujer que va a caer a comer con amigos hambrientos, y repasa todo lo que debe tener una buena feijoada, al punto que es prácticamente una receta, y que ha dado una gran frase a los brasileros: “cerveza estúpidamente helada para un batallón”, algo infaltable en cualquier buena mesa de sábado.

 

Guacamole – Kevin Johansen

 

 

La canción que abre el disco debut de Kevin Johansen, The Nada, del año 2000, es un perfecto ejemplo del multiculturalismo de su autor. La letra es un constante juego de palabras y sonidos entre el castellano y el inglés, la misma mezcla que lleva Johansen, de madre argentina y padre estadounidense, que vivió en ambos países. Entre el pastiche de frases, siempre vuelve a repetir “vamos a comer a lo de Beto que nos hizo guacamole, carne con frijoles” (que no, no son la misma cosa), y repasa comidas de todo tipo como Chicken Yakisoba, Trucha al escabeche y hasta Queso con frambuesa.

 

Sándwiches de Miga – Pappo’s Blues

 

 

Quizás una de las máximas poesías del rock nacional le pertenezca, no a Luis Alberto Spinetta, sino a Norberto Napolitano, alias Pappo. ¿Quién, después de todo, puede no sentirse identificado con la frase “no puedo evitar que vengan hacia mí esos sándwiches de miga”? Todo el que haya ido a un cumpleaños o evento en que los ofrezcan sabe de lo que habla Pappo. La canción pertenece al disco Pappo’s Blues Volumen 3, del año 1973, y a pesar del paso del tiempo, sigue absolutamente vigente.

 

Savoy Truffle – The Beatles

 

 

Parece que Eric Clapton era adicto al chocolate, a tal punto que su amigo George Harrison decidió escribir una canción para advertirle del terrible efecto que esto podría tener en su dentadura. La letra es un repaso por los nombres reales (en su mayoría) de los chocolates que venían en una caja de la chocolatería Mackintosh, siempre seguidos de que después de comerse la “Savoy Truffle” tendrían que sacarle los dientes. Es un tema incluido en el disco doble homónimo de los Beatles de 1968, comúnmente llamado “El Álbum Blanco”.

 

Banana Pancakes – Jack Johnson

 

 

Afuera llueve. No ir a laburar, hacer de cuenta que es fin de semana, y quedarse adentro con unos panqueques de banana es la propuesta que hace el músico estadounidense Jack Johnson a su chica en esta popular y relajada canción del disco “In Between Dreams”, del año 2015. La cadencia tranquila invita, justamente, a  hacer lo que la canción dice. El que no sepa hacer panqueques de banana, por cierto, puede hacer algo parecido, como este pan de banana.

 

Digo la mazamorra – Abel Pintos

 

 

“Digo la mazamorra” es del poeta puntano Antonio Esteban Agüero, con música de Peteco Carabajal. Es un poema de amor a la mazamorra, un alimento tradicional en el Noroeste argentino que viene desde épocas incaicas, y que el autor resalta como el noble alimento popular y americano que es sustento de los pobres tanto ahora como en tiempos incas. Esta versión pertenece al cantante Abel Pintos, y está en el disco “Cosas del corazón”.

 

Vegetables – The Beach Boys

 

 

Solo los Beach Boys podían hacer una canción sobre vegetales que usara de percusión el ruido de alguien masticando vegetales. En una versión anterior (que se encuentra en el Box Set “The Smile Sessions”), el responsable por ese sonido fue Paul McCartney mordisqueando un rábano. Esta versión fue incluida en el disco “Smiley Smile”, que los Beach Boys editaron luego de que Brian Wilson, autor de la canción y de casi todo lo que hacía la banda,  decidiera cancelar el disco que estaban haciendo, llamado “Smile”, por una compleja historia de obsesión con el sonido, problemas de salud mental y abuso de drogas. Hoy ambos discos (“Smiley Smile” y el antes inédito “Smile”) pueden encontrarse fácilmente.

 

Me fascina la parrilla – Virus

 

 

A primera oída, la letra de “Me fascina la parrilla”, canción incluida “Recrudece”, segundo disco de la banda Virus, parece un gran homenaje a la Argentina, y sin duda en buena parte lo es, ya que alaba a Gardel, a Charly García, a Maradona, y claro, a la parrilla nacional. Sin embargo hay una ironía presente en toda la canción, al igual que en todo el disco, editado en 1982, en plena guerra de las Malvinas y bajo dictadura militar. La conclusión ilustra bien esto: Argentina es un gran país, pero a fin de mes, ¡qué estrés!

 

 

Esteban Lleonart

1 comentario

Seguinos

¡Sumate a la comunidad Óleo ahora!