Oleo Dixit
Tragos con fuego

Tragos con fuego

El fuego es parte de las barras desde que las barras existen. Pero en los últimos años volvió a aparecer y el humo se metió en los cócteles. Hoy, 3 tragos con humo hechos en Buenos Aires. Y una receta para que quemes y tomes.

[Inserte aqui la imagen – opcional]

Texto:

28 de octubre de 2013

 

NEGRONI AHUMADO

Basta googlear Jerry Thomas para que aparezca una imagen del histórico bartender norteamericano preparando un trago con fuego. Tiene en sus manos dos recipientes de metal y una llama que cae de uno a otro. Ese trago se llama Blue Blazer y es casi tan antiguo como Thomas, nacido en 1830. Hoy el uso del fuego en las barras ha regresado en formas diversas.

Lucas Dávalos coloca sobre una piedra circular de mármol cáscara de cacao y trozos de canela en rama. Lo enciende y deja que libere humo, cuando comienza a crecer coloca encima de la piedra una copa de vino previamente enfriada. La copa atrapa el humo, se empaña y entibia. Antes puso a refrescar en un vaso de composición tallado los ingredientes de un Negroni: Gin, vermouth Rosso y Campari. Luego de revolver unos segundos la mezcla da vuelta la copa y sirve el líquido dejando que caiga atravesando el humo. “Lo ideal es tomarlo sin hielo”, dice Lucas que termina el trabajo presionando un trozo de cáscara de naranja para perfumar el trago. Una delicia para beber cruzando la medianoche en Isabel Bar.

 

 

OPIUM FASHIONED

El fuego y el humo son parte íntima de la elaboración y la historia de las bebidas. El tostado de las barricas, el secado de la malta o el fuego que calienta los alambiques. Las bebidas que contienen en su cuerpo algo del ahumado tienen un atractivo especial que cautiva a mucha gente. Los whiskies, especialmente los escoceses de las islas, poseen un ahumado profundo que les ganó millones de amantes.

Lo que hace Federico Cuco en Verne Club es jugar con esta historia y crear un cóctel único: el Opium Fashioned. La base es la de un Old Fashioned pero usando dos bitters (Angostura tradicional y Orange) y en lugar de azúcar un almíbar de té negro. Con esa mezcla se pinta el fondo curco de un vaso especial fabricado en el país (lo comercializa Vitalia). Se usa Jim Beam como base y se termina tapando el vaso con un disco de plástico que es parte de la máquina que le inyecta humo obtenido al quemar hojas de eucalipto o ramas de canela.

 

 

HUMO Y PALO SANTO

Hay bares que se esconden y bares que son secretos. Eter Club está más del lado de los segundos, aunque entre la gente de Villa del Parque ya sea parte de los lugares entrañables del barrio. Los creadores del lugar son Leandro Hernández y su mujer, que vieron en esta vieja casa escondida en un primer piso un refugio para crear lo que habían soñado. Le metieron shows y algo que no abunda en los bares con música en vivo: buena coctelería. Siempre atentos a las tendencias del mundo de las bebidas, presentaron este año una carta de Gin Tonic que está entre lo más original de Buenos Aires. Hay desde uno con manzana verde y clavo de olor hasta uno con panceta ahumada, pasando por uno perfumado con pétalos de rosa. Entre todos el fuego está en el Humo Santo Gin & Tonic que se prepara quemando la madera que libera un perfume dulzón e intenso. Una experiencia para descubrir en secreto, lejos de los circuitos más populares de bares.

 

¿Querés prepararte uno? Hoy, la receta del riquísimo Opium Fashioned.

Ingredientes:

  • Bitter Angostura, 3 dashes
  • Bitter Orange, 3 dashes
  • Pintar el vaso con almíbar de té negro
  • Hojas de eucalipto para quemar
  • Bourbon (el que se consiga), 2 oz

Preparación

  1. Muy simple: mezclá todo y probalo!

Martin Auzmendi

Agregar comentario

Seguinos

¡Sumate a la comunidad Óleo ahora!