Información:

Edad:

37 años

Ocupacion:

Chef Ejecutivo del restaurante La Pecora Nera

Primer Trabajo:

[ingrese primer trabajo]

Url Web:

http://www.lapecoranera.com.ar/

Nombre Web:

La Pecora Nera | Ristorante

Twitter:

[ingrese twitter – ej: @nombre]

Entrevista:

1. Los platos que marcaron tu infancia
Creo que el que más me marcó fue el lomo a la pimienta. Fue el primer plato que cociné en el restaurante de la hostería familiar en mi pueblito de Jujuy. Tenía entre 13 y 14 años, y una noche que no estaba mi madre llegó gente y cocinamos mi hermana y yo. Recuerdo las caras de los comensales cuando le decían algo al mozo ni bien les llevó los platos a la mesa. Fueron segundos eternos. Mi experiencia en la cocina se limitaba a ayudar a mi madre y a los cocineros, pero esa noche estaba solo. Era MI noche. El mozo Rogelio entró a la cocina y dijo: ¡felicitaciones al cocinero! Salté del cajón de bebidas al que me había subido para poder ver por el vidrio de la puerta y festejé como si me hubiesen nombrado el gran cocinero del año. Celebramos con mi hermana con flan casero y Coca Cola. Desde entonces es mi plato preferido y lo sigo haciendo todas las noches con la misma receta de mi madre que, en aquel momento, me llenó de alegría. Y hoy también.
2. ¿Qué no puede faltar en tu heladera?
¡Agua bien fría! ¡De verdad! A diferencia de lo que todos creen, los cocineros, o al menos yo, somos los que peor comemos y los que menos cocinamos fuera del restaurante. Siete días a la semana cocinando: no queda mucho tiempo ni muchas ganas de cocinar afuera. La heladera de mi casa solo tiene productos light, jugos de todos los colores y modelos, fruta y mucha agua, que cuando salgo de trabajar a la madrugada es lo único que deseo tomar. ¡Dos o tres vasos de agua!
3. ¿Cuál es tu especialidad para agasajar a alguien?
Ojo de bife a la parrilla macerado desde la noche anterior, como me enseñó un amigo, más unas berenjenas y zuccinis a la parrilla. Buen vino y terraza. Eso sí, bien jugoso.
4. ¿Qué ritual gastronómico tenés?
No sé si tengo un ritual pero sí tres cosas que no me pueden faltar a la hora de entrar a la cocina: una pinza, un repasador húmedo recién lavado con agua bien caliente (que se sienta y, si es posible, que se vea el vapor como muestra de que recién pasó por debajo de la canilla) y una continua procesión de vasos de agua con hielo durante todo el servicio. Nunca los conté, pero si le preguntan a los mozos y cocineros, seguramente pasan la media docena. Gracias a Dios no tengo que ir por ellos, siempre un alma buena me los alcanza casi sin que los pida: todavía me cuidan.
5. La ciudad que elegís para disfrutar de la gastronomía
Roma. Y, si bien cualquier lugar está muy bien, hay un ristorante en Trastevere al que solo se llega caminando y en el que el cocinero prepara unos platos bien romanos, que quedan en la memoria por semanas. Se llama Dar Sor Olimpio al Drago. De todas maneras, perderse en Roma puede ser la mejor experiencia gastronómica que se pueda tener.
Bonus Track: ¿Qué te irrita en un restaurante?
Todo se perdona. Los que nos dedicamos a esto sabemos que no existe una noche igual a otra, y los imprevistos entran por la puerta a la par de los clientes, pero lo que no perdono es la mala atención. Un mozo sin ganas de trabajar es como la comida sin sal, con la diferencia de que la segunda se soluciona, siempre y cuando el mozo traiga la sal a tiempo.
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

2 Comentarios

  • teresa

    La comida que prepara Daniel Hansen, es sabrosìsima, muy bien elaborada y los ingredientes son de primera calidad. Me gusta mucho el ambiente que se respira en La Pecora Nera, siempre que deseo pasar un buen momento con mi familia o amigos elijo este restaurante. Ademàs el chef saluda a los comensales con su carisma habitual..

  • ines

    Muy buena la comida de Daniel, Se come excelente en un ambiente calido y tranquilo. La atención es permanente.¡¡¡
    Un oasis en medio de la ruidosa ciudad!!!

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.