Oleo Dixit

NUEVOS SAINT FELICIEN Y UN MENÚ A DESTACAR.

AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

Por Couto.

Restaurante: Las Pizarras Bistró.

Chef: Rodrigo Castilla

Enólogos: Alejandro Vigil y Ernesto “Nesti” Bajda

Menú: Empanadas de carrillera, Gazpacho y Vieiras, Choclo y Stracciatella, Wagyu, Zanahorias, Espárragos y Habas.

Postre: Sticky Toffee Pudding.

Vinos: Saint Felicien Rosé 2019, Saint Felicien Bonarda 2018, Saint Felicien Pinot Noir 2018, Saint Felicien Malbec Orgánico 2017.

SAINT FELICIÉN ROSÉ 2019.

Un rosado soñado, arma de seducción y gran propagador de placer sorbo a sorbo.

Compuesto por varietales como Grenache (Garnacha) 55%, Syrah 30%, Malbec 15%.

Una particularidad es que este rosado utiliza en su elaboración uvas de diferentes viñedos Malbec de “La Libertad” Rivadavia, Syrah de “La Piramide” Agrelo y Grenache, de “La Antonia” Mendoza Este.

Es este un vino fresco, alegre en cierto modo, de color rosa rococó, un rosa pálido muy a la moda.

 Huele a hierbas, prados frente al mar, podría ser una semejanza…para aquellos paladares viajados es innegable la asociación automática con aquellos sofisticados rosados de la Provenza, su botella de diseño y procedencia francesa y tapón de cristal junto a una hermosa etiqueta xerografiada reafirma que estamos frente a un alta gama de producción limitada , tan sólo 8000 botellas.

En boca seduce por sus atractivas notas frutales y florales como frutillas silvestres, pomelo sanguíneo y flor de limonero.

Un Rosé, de indudable nivel enológico, con un final en boca majestuoso, de gran plenitud y persistencia.

Su creador, es una verdadera estrella de la enología nacional e internacional, el gran Alejandro Vigil, Director de Enología de la Bodega.

Maridaje: Un Gazpacho con vieiras, exquisito como pocos, rima la frescura del plato con el mismo frescor del Rosé. Acertada elección de un chef muy sólido, como lo es, Rodrigo Castilla.

SAINT FELICIEN PINOT NOIR 2018.

Magnífico Pinot Noir, un 100% varietal, de dos viñedos uno particularmente considerado de excepción, “Adrianna” a 1450 msnm en Gualtallary, Tupungato.

Este Pinot Noir tiene aroma de campeón, es mi cepaje favorito y sin lugar a dudas día a día, extiende su imperio por todo el mundo vitivinícola.

Un Pinot verdaderamente memorable, recuerdo con añoranza su sabor a cereza, su frescura y voluptuosidad y extrema fineza.

El Saint Felicien Pinot Noir es un varietal único, de taninos levemente dulces y suaves, digno de todo elogio.

Maridaje: Humita y Stracciatella, la stracciatella es una preparación muy popular del centro de Italia, más de la Puglia en que se utiliza un queso tipo de búfala, muy suave pero sabroso mezclado levemente con un cocido revuelto de huevos frescos lo cual tibio y unido al dulzor del choclo resulta un plato exquisito. El secreto de Las Pizarras se evidencia en este plato, usan los mejores insumos y la sencillez de su composición.

SAINT FELICIEN MALBEC ORGÁNICO 2017.

Las uvas orgánicas son producidas bajo un cultivo certificado, totalmente de plaguicidas, fertilizantes y herbicidas, el riego se hace utilizando agua de deshielo de la cordillera y adicionando el suelo con guano de cabra.

Estos viñedos orgánicos están ubicados en la zona de Tupungato y Luján de Cuyo.

Según palabras de su enólogo, Ernesto “Nesti” Bajda quien lo presentó: “Para reflotar los viejos malbec, volver atrás en el tiempo, quizás en Mendoza ser orgánico es solo una cuestión de papeleo, llenar formularios y cambiar una o dos prácticas habituales del viñedo, mas relacionadas con el control de maleza y control de plagas y enfermedades porque la mayoría, la tradición vitivinícola Mendocina es casi, naturalmente orgánica”.

Coincido con su enólogo que el Malbec de Saint Felicien desde su nacimiento podría haber sido considerado muy tranquilamente, casi orgánico.

Es este un vino de una uva de excelente calidad de muy alto potencial enológico.

A diferencia de algunos orgánicos, es este un vino de sobresaliente personalidad. Huele rico, intenso y concentrado, todo lo tentador de un cocido de frutos rojos.Un orgánico con muchos dones, en boca impacta, entra algo dulzón, como penetrado de sol, es untuoso, voluptuoso diría para ser un Malbec.

Un Malbec que genera ser comentado con entusiasmo y delectación.

Maridaje: Wagyu, Zanahorias, Espárragos y Habas.

Originaria de Japón es una carne de excepcional calidad, por su terneza y marmoleo graso, es considerada la mejor del mundo y de tan perfecta se la considera un producto terminado, una carne tan sabrosa que no sería necesario agregarle algo más a su preparación.

El ganado Wagyu, es criado en granjas boutique, donde muchos criadores no tienen más de 50 vacas, a las que cuidan meticulosamente , comen el mejor cereal, se las abriga del frio, hay veces que son masajeadas, se les pone música clásica para su relax y en Japón algunos incluyen en su dieta cada tanto, cerveza.

Este cuidado da una carne muy superior de gran sabrosura y con los mejores vegetales. Fue este un plato, donde Rodrigo Castilla reafirmó ser un gran cocinero.

Para terminar, he de aclarar que se presentó un magnífico Bonarda 2018, acompañado de una rareza, una figurita difícil, un Saint Felicien Sangiovese cosecha 1986, que sorprendió por lo vivo que estaba y lo perfecto de su conservación.

¡Salud!

Guía Oleo

Agregar comentario

Seguinos

¡Sumate a la comunidad Óleo ahora!