Oleo Dixit
Las dos novedades: Beliving Bistró y Uco

Las dos novedades: Beliving Bistró y Uco

En Palermo y Lomas de Zamora dos restaurantes de cocina de autor se renuevan. Imperdibles para pasar un buen momento y disfrutar de una gran comida.

28 de enero de 2015

 

AUSPICIA ESTA SECCION OLIOVITA

 

En barrios bastante alejados uno del otro se destacan dos restaurantes de cocina de autor. En Palermo, la renovación del restaurante del Fierro Hotel y más al sur, en Lomas de Zamora, Beliving Bistró . Dos experiencias dignas de vivir.

 

Si bien Lomas de Zamora tiene muy buenas propuestas de parrillas contundentes y restaurantes de minutas encomiables, la cocina de autor elogiable no es algo que abunde por la zona y por suerte Bistró, resulta hoy una buena opción.

 

En el muy “Design” y distinguido barrio de “Las Lomitas”, Bistró ofrece una muy meritoria cocina de autor a cargo de la promisoria chef Candelaria Rovegno, además de una equilibrada y bien selecta carta de buenos vinos.

 

Enclavado en uno de los barrios más populares de zona sur, “Beliving Bistró” tal es su nombre completo, es pequeño de estilo europeo, con no más de 26 cubiertos, una barra de pura boiserie con mármol y una cálida y bien planteada iluminación.

 

Todo allí es agradable y la tranquilidad reinante invita a disfrutar la velada. Los precios resultan ser amables y el gasto promedio per cápita de una buena cena no excede los $200.

 

Para un buen comienzo pueden optar por croquetas de queso azul, con huevo poché y brie empanado, otra opción muy deleitable, langostinos empanados en coco, mayonesa de lima y una torreja de papa rosti, salmón y queso phili.

Langostinos - Beliveing Bistró                                              

Si piensan en pastas, una viable alternativa son los raviolones de tomates secos y Burrata, con pesto de rúcula y castañas tostadas.

 

Ravioles - Beliveing Restó

 

También como contracanto pueden optar por platos de carnes: Ossobuco braseado al malbec con gnochi de papa y tomillo ($72) olas Ribs de cerdo con barbacoa, cremoso de batata y zanahorias baby.

 

El ritual de endulzar los finales, puede que requiera de un postre voluptuoso como la tarta de maracuyá con ganache de chocolate ($ 44).

 

Si una vez terminada la cena, quieren prolongar la charla jovial que vienen manteniendo y desean un buen trago, les sugiero ingresen al bar lindante al Bistró, tiene una barra por demás bien surtida y sin temor a equivocarme es uno de los bares más lindos que me tocase ojear en los últimos tiempos.

 

El segundo y en este caso renovado restaurante es el del Fierro Hotel que sin lugar a dudas, le quedó para mejor. UCO, como así se llama el nuevo espacio remozado, se presenta con acertadas reformas en la cocina, el salón y también en el ya clásico jardín.

 

El nuevo nombre del restaurant, se lo debe a la región vitivinícola Mendocina de privilegio y esto resulta lógico, si se tiene en cuenta que los hermanos Rosberg, Martín encargado del funcionamiento Hotel, y Andrés presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers, son fundamentalistas del vino.

 

La selección de vinos del UCO, corre por cuenta de Andrés Rosberg y sus maridajes demuestran a las claras su sapiencia en dicho metier.

 

Reemplazar a un cocinero como el que tenía el restaurante del Fierro Hotel no era tarea fácil, pero el nuevo chef a cargo, el Irlandés Edward Holloway (St. Moritz, Suiza y 7 años su propio restó en Bariloche) a hecho en la cocina y con el menú una tarea encomiable. Ha sabido mantener la excelencia habitual del restaurante imprimiéndole su impronta y haciendo hincapié en tan sólo usar los mejores productos del mercado junto una absoluta y minuciosa elaboración casera.

 

Se come muy bien en UCO, cada plato resulta sabroso y algunas de las combinaciones exaltadas por la correcta elección del vino se tornan memorables.

 

UCO, ofrece un muy tentador servicio de Brunch todos los días de la semana, un conveniente menú ejecutivo a mediodía y además de platos a la carta, un menú degustación por las noches para disfrutar de a dos de una agradable experiencia lúdica.

 

Menú Degustación: Fiambres de Fierro: todos elaborados artesanalmente allí / Fritos de mar: un cono de mixturas con un exquisito alioli de ajo asado/ Ceviche fresco de salmón blanco/ Pesca del día, risotto y ensalada de espárragos con gremolata/ tazón de Acelga rellena, mollejas, hongos portobello / Lechón crocante, cocido 18 horas, puré de remolacha, mostaza casera, vegetales de estación.

 

Mollejitas - UCO  Cazuela de vegetales y puré - UCO

Cono de mar y alioli - UCO  Ceviche - UCO

 

Postre: Cheesecake de chocolate blanco y lima, ensalada de mango, sorbet de mango, tapioca al ron. (470 pesos / 250 pesos Maridaje de vinos).

 

Entre los principales por plato, hay opciones como los Sorrentinos de Rabo de Buey, reducción de caldo y entre los que figuran como para ser compartidos, uno sabrosísimo y con aire de caza…la Paleta de cordero cocida a fuego lento 16hs, con cazuela de verduras crujientes y puré rustico ¡Exquisito!

 

A los postres, otra creación del chef para compartir y capaz por sí sola de exaltar el “joie de vivre”, una encantadora tarta estilo francés, de manzanas, helado de canela y crocante de avellanas.

 

Para ir redondeando… el UCO no es un restaurant cualquiera y puede que algunos lo consideren gravoso al bolsillo, pero la absoluta realidad es que se come tan rico que difícilmente al final queden restos… y eso para quien aprecia el buen comer, pesa!

 

Salud!

fcouto

Agregar comentario

Seguinos

¡Sumate a la comunidad Óleo ahora!