Oleo Dixit

DORADO BODEGÓN DE RÍO, EN ROSARIO

AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

POR COUTO.

¿Te gusta el pescado? ¿Amas ir a Rosario? Entonces lee esto…

Rosario está más lindo que nunca, con sus bosques, plazas y rambla cuidados, limpios y bien iluminados, hermosos edificios que otean el horizonte, nuevos barrios que nada tienen que envidiarle a Puerto Madero y una oferta gastronómica que crece día a día, con magníficos cocineros y restaurantes elogiables con una arquitectura de marcado buen gusto usualmente a cargo de destacados arquitectos.

NADA MEJOR QUE UN BUEN PESCADO.

Me gusta el pescado bien preparado en todas sus variantes y siempre que ando por Rosario aprovecho para darme una panzada de buen pescado.

Con motivo de ver el recital en Rosario de un viejo amigo y compañero de ruta como lo es Andrés Calamaro, aproveché la ida para consultar a un gran cocinero rosarino, Alejo Uribe, acerca de qué lugar me aconsejaba conocer y dónde ir a comer buen pescado de río.

Alejo no dudó en decirme me contactara con Emanuel, dueño de un flamante restaurante ubicado en la rambla costera prácticamente sentando sus bases sobre el mismísimo río Paraná, El Dorado.

DORADO BODEGÓN DE RÍO, EL LUGAR.

A pocas cuadras del Ros Tower un emblemático hotel Rosarino y sobre la parte céntrica de la costa se encuentra emplazado este restaurante multiespacio, con distintos salones y multiples decks que balconean sobre el inmenso río color león.

El lugar está construido sobre la ladera de la costa y es posible acceder por una empinada escalera rodeada de follaje costero o directamente utilizando el ascensor con que cuenta.

Usualmente un restaurante que lleva poco más de un mes de abierto a la fecha, tiene cosas que “ajustar” lo llamativo del caso es que El Dorado, parece haber arrancado afinadísimo en cuanto a menú, cocina y atención, algo poco habitual.

La vista de sus terrazas, mientras se come, es algo superlativo y su decoración descontracturada y náutica, genera especial empatía con lo bucólico del paisaje isleño y la vista al paso de barcos y lanchones.

EL DORADO BODEGÓN DE RÍO, MENÚ.

Al Dorado, hay que ir a comer pescados de río en todas sus variantes, no es que no haya otras opciones, pero como su nombre lo insinúa la premisa resulta ser, ir sentarse al sol o bajo una sombrilla y trago de por medio y gozando de la brisa, aprestarse a paladear los peces que a metros nadan en dicho río.

Pescados de río, como Boga, Surubí, Dorado, Tarucha, Patí y Pacú, salen perfectamente hechos a la parrilla, fritos o en otras variantes como croquetas.

De las entradas o como aperitivo para acompañar con una cerveza helada o vermut, he de destacar las Croquetas de Dorado, Croquetas de Morcilla con crema de pimientos asados o unas rebosantes Empanadas fritas de pescado.

Perfecta fritura demostró todo lo probado.

Una buena opción para dos personas o hasta para compartir entre tres, resultó la Tabla de Pescados de río fritos , salen con muy ricas papas fritas y diferentes salsitas como pesto de perejil y ajo, criolla natural y tomate disecado, romero y oliva. ($650).

PACÚ, LA ESTRELLA DEL MENÚ.

Pese a que hay especialidades como chupines, frituras y parrilla de los más variados pescados de río, hay uno que se gana mi total preferencia, el rey Pacú.

Recientes estudios facultativos han comprobado que la carne de pescado de río es rica en proteínas, vitaminas, minerales y son beneficiosos para la salud general.

El Pacú, es lejos mi favorito, también conocido como el cerdito de río por su grasa saludable y lo delicioso de su carne fruto de su vocación por alimentarse con los frutos de los árboles que se desprenden a la orilla del río.

Hoy día hay Pacú de criadero, justamente es el que sirven en El Dorado, estos ejemplares fruto de una cuidada acuicultura, son más pequeños y llamativamente más sabrosos que los grandes Pacúes salvajes que suelen pescarse.

Un Pacú bien hecho a las brasas en la parrilla, con tan solo limón y sal gruesa y acompañado de unas papas fritas bien doradas o una ensalada de verdes resulta algo superlativo, un pescado maravilloso con una carne sabrosa como pocas. ( Penca de Pacú $450).

El restaurante cuenta con vermutería propia y un buen vermut rojo, con hielo, soda y una rodaja de naranja, resulta ideal acompañamiento con el pescado.

Si son dulceros, los postres son sencillos pero muy buenos.

Ya lo dijo Fito Páez, “Rosario siempre estuvo cerca” y a tres horas de Buenos Aires es una opción ideal para una escapada de fin de semana.

El Dorado Bodegón de Río, dirección: Emilio Schiffner 1580 Reservas: 0341-5412650.

Anfitriones con vermutería exclusiva, carta de vinos y postres deliciosos convierten al espacio en un remanso en el que la única forma de salir es dejándose llevar.

Con tendencia a herbívoro, podemos utilizar nuestra propia producción agrícola para alimentar a los peces, sin tener que recurrir a harinas de pescado. El Dorado, bodegón de río, abrió sus puertas el último miércoles de octubre con una vasta propuesta culinaria que incluye exquisiteces para explorar las delicias de nuestro Paraná.
Un lugar atrapante emplazado en la costa céntrica rosarina que ofrece un amplio menú con especialidades en chupines, frituras y parrilla de pescados seleccionados.
El Dorado, bodegón de río le brinda a la ciudad una alternativa en la que se ponen en juego todos los sentidos reparando en detalles minimalistas de diseño y deco con una vista privilegiada de nuestras islas.
Anfitriones con vermutería exclusiva, carta de vinos y postres deliciosos convierten al espacio en un remanso en el que la única forma de salir es dejándose llevar.


Guía Oleo

1 comentario

  • Se ve muy bueno ….nos gusta el pescado y además está recomendado por una Amiga……¿ Donde queda ?…NO soy Rosarina……
    Muchas gracias.

Seguinos

¡Sumate a la comunidad Óleo ahora!