AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

Por Couto.

Simplemente genial es lo que BESTIA viene a proponer, hay gente que sabe detrás de este nuevo proyecto, Nacho Trotta, quien pese a su juventud, tiene un background de la ostia, fue la mano derecha de Dante Liporace en el mítico Tarquino, pasó por Alo´s y hoy es el encargado de la cocina y pilotear el barco.

BESTIA 1

Otro de los tres socios es quien a mi entender es uno de los mejores chefs de nuestro país, Alejandro Feraud, dueño de Alo´s.

En una de las mejores esquinas del bajo de San Isidro y en lo que fuera una vieja casona, la bestia acecha…

En las paredes de afuera, un dibujo de un enorme Jabalí no deja lugar a dudas que uno ha llegado al restaurante, una vez dentro la monumental bestia se repite en dorado sobre la pared de fondo del salón.

La cocina en acción, con la brigada comandada por Trotta, se deja ver silenciosamente trabajando apenas uno entra, asemeja un laboratorio.

Además de la parrilla, pude divisar un gran ahumador de estilo Sureño estadounidense, esos que ven en las series, negro y grandote, me asemejó un pequeño submarino de contrabandistas.

El espacio consta de una cómoda barra y dos salones, está pintado de un gris opaco acerado y dos cosas rompen con la monotonía, una especie de pared divisoria en la cual las carnes parecen estar en suspensión como si fuese una película del espacio, del futuro…en realidad eso es una cámara de maduración de carnes.

BESTIA PARED

Un detalle que como melómano, he de resaltar, es que de fondo y sin molestar suena constantemente un rock sureño, americano con dejos de psicodelia Californiana, sin saber bien porqué estando ahí, pensé era la música que mejor le sentaba a la Bestia. Una selección para tomadores de buen bourbon.

La propuesta si bien se basa en furibundos cortes de carnes y achuras, fundamentalmente ahumados, se complemente con detalles de cocina de autor de elevada técnica y vuelo imaginativo.

El servicio resultó muy amigable, conocen a la perfección la composición de los platos y me sorprendió gratamente, ver que cambian los cubiertos entre plato y plato.

En Bestia no cobran cubierto, y no traen el pan a la mesa, si tienen una panera espectacular, que puede solicitarse por un precio más que lógico.

Se come bestialmente bien en el lugar, todo está más que bueno y los platos de Trotta, resultan una paleta policromática de sabores dulces, picores y texturas varias, verdaderamente cautivantes.

Para empezar, sugiero 2 imperdibles:

 

MOLLEJA AHUMADA, puré de ajo y carne, tomate, burrata, albahaca y un confeti de cebolla frita.

CARPACCIO DE CIERVO, Helado de remolacha, chocolate blanco tostado, aceite de eneldo y alcaparras fritas.

Con estos dos platos de entrada, van a poder apreciar que no es un lugar más, Bestia es una nueva propuesta que llega para sacar del letargo a los paladares y sacudir la bobera de ciertas propuestas locales.

 BESTIA 4

PRINCIPALES PROTEICOS.

 

COSTILLA DE VACA, con falafel, emulsión de cilantro, cocinada en ahumador sabiamente sazonada durante casi nueve horas.

Se desprende del hueso y la carne por terneza casi que se deshace. Es para dos.

RIBS DE CERDO GLASEADAS, con bombas de batata y encurtidos.

Una especialidad de BESTIA, son los encurtidos y diferentes kimchis, algo novedoso por estos lares que marida a la perfección con ciertas carnes y que consta de un picor sutil, movilizante.

Las papas del lugar, son un vicio, cautivan por cocción y sabor.

 

UN POSTRE.

CANOLI, de cacao y frambuesa, helado de chocolate y pimienta de Sichuan.

Una oda a la dulzura.

 

En el bajo de San Isidro, sobre primera junta hay una Bestia suelta, y si te la topas sin duda ha de atraparte.

¡SALUD!

AlamosLogo

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.