Oleo Dixit
A poco tiempo, comida sana

A poco tiempo, comida sana

Para quienes buscan una buena alimentación en medio de un ritmo de vida agitado, la doctora especialista en nutrición Paola Harwicz trae consejos que permitan combinar salud y practicidad.

27 de julio de 2015

 

Para quien vive una vida agitada, la buena nutrición es esencial. La comida es nuestro combustible, de donde sacamos todo lo que necesitamos para realizar nuestras actividades diarias. A más actividades, más importante es comer correctamente. Sin embargo, se presenta una aparente paradoja: el que tiene jornadas ocupadas seguramente tenga poco tiempo, y muchas veces en esa carrera por priorizar cosas, nuestra alimentación es una de las primeras cosas que sufre. Es fácil caer en soluciones rápidas que no siempre son lo ideal.

 

“Hacer una compra inteligente en el supermercado puede hacer la diferencia al momento de preparar una comida”, opina la doctora Paola Harwicz, especialista en cardiología y nutrición y directora de Nutrición en la Red, Según explica, existen ingredientes saludables con los que pueden prepararse comidas fáciles y ricas que siempre es bueno tener a mano, y que pueden ser una buena opción para cocinar algo cuando no hay mucho tiempo. “Es vital contar con una alacena equipada con arroz, trigo burgol, pasta, polenta, verduras o legumbres enlatadas (prácticas y versátiles), aceite de oliva;  alimentos en heladera frescos, como verduras de hoja, tomate, repollo, zanahoria, huevos, lácteos descremados y armar un freezer con porciones individuales de las carnes preferidas (filet de pescado, pollo, cerdo o carne vacuna), tartas y milanesas, así como verduras congeladas listas para consumir”, explica Harwicz.

 

El foco está en la planificación. Muchas veces la falta de tiempo tan solo requiere organizarse un poco. Por eso, la Dra. Harwicz sugiere programar las comidas y preparar porciones individuales que se puedan freezar, para así tener algo listo en esos días en que uno llega agotado. “Lleva un poco de tiempo, pero es un ejercicio, que si se repite, finalmente se transformará en un hábito que naturalmente nos ayudará a comer mejor”, asegura.

 

En cuanto al momento de salir a comer para los que tienen que continuar con su jornada laboral, Harwicz recomienda optar por platos livianos. Especialmente deseables son aquellos con pescado, pues tiene Omega 3, que ayuda a la concentración, y el acompañamiento ideal son las verduras, puesto que brindan saciedad. Si a la noche no van a ingerirse platos con proteínas (por ejemplo, pasta con oliva o tomate), entonces debe incluirse en el almuerzo (cualquier carne o huevo). Sin embargo, asegura para quienes van a realizar actividad física por la tarde, es mejor dejar las carnes para la noche, y optar al mediodía por platos como pastas o arroz con verduras.

 

En cuanto a la comida más importante, no hay muchas sorpresas.  La Dra. Harwicz sostiene: “Desayunar bien, es el pasaporte de una mañana exitosa, tanto para el gimnasio como para estudiar o trabajar. Distintos estudios revelan que aquellas personas que desayunan logran mantener un estilo alimentario y un peso más saludable. Podemos incorporar cereales integrales, pan con semillas, cereales con salvado de avena  (por su riqueza en fibra) combinados con lácteos (yogur, leche o queso en lo posible descremados). Si no tenemos mucho tiempo, pensar siempre en la fruta como un aliado”.

 

Finalmente, la sugerencia de la especialista es hacer cuatro comidas principales, y si pasan más de tres horas entre ellas, optar por un “picoteo” más saludable y también rico, como pueden ser los frutos secos, que aportan energía grasas saludables y múltiples vitaminas y minerales. Pequeños cambios, quizás, que en su conjunto permiten una vida más saludable para el ciudadano moderno.

 

 

OleoDixit

Agregar comentario

Seguinos

¡Sumate a la comunidad Óleo ahora!