4 de febrero de 2016

 

AUSPICIA ESTA SECCION ALAMOS

 

Páru  ya cuenta con  más de 6 años en su haber,  y aún hoy guardo el vívido recuerdo de haberle hecho una de sus primeras notas al chef Peruano Jann Van Oordt. Acababa de abrir su primer local en Palermo y era de los primeros, sino el único, en acercar la cocina fusión peruano-japonesa al barrio. Recuerdo aún lo sorprendido  que quedé en ese momento por lo avanzado de una propuesta que lo convertiría en un referente.

 

Actualmente con varias sucursales en distintas ciudades de Sudamérica, Páru inauguró hace poco más de un mes su nuevo local, asentándose en una zona  donde prontamente quienes tengan éxito con su emprendimiento desearían poder estar, el nuevo Polo –Meca de la gastronomía actual. En el barrio que me viera nacer y que en mis años mozos se llamase Bajo Belgrano, hoy rebautizado Belgrano Chico, es que un muy vigente Parú vuelve a apostar a dar que hablar.

 

El nuevo local sienta sus bases en la esquina de Pampa y Castañeda, frente al pulmón de la ciudad, los plácidos Bosques de Palermo. La mudanza parece rendir sus frutos, ya que al momento de realizar esta nota, Páru se muestra  con su capacidad desbordada noche a noche de la semana, por lo cual aconsejo hacer reservas antes de concurrir.

 

Es llamativo que el nuevo Páru, Incas Sushi Grill podría ser abducido al centro mismo de Miami o San Pablo (donde tiene una sucursal) y no desentonaría con la magnificencia de otros restaurantes de allí. Diseño, mucha funcionalidad y buen gusto por donde se lo mire, consta de un solo gran ambiente de cemento alisado. En un entorno integrado de Madera y espejo, las lámparas bañan de calculada iluminación el espacio y un inmenso sillón Chesterfield, que es la envidia de cualquiera que sabe lo que es un buen sillón, resulta ser el objeto fetiche del lugar.

 

Una longilínea barra de mármol invita a sentarse a su vera y marca frontera para ver trabajar a la brigada de laboriosos sushimen. Muy al estilo de ciertos clubes nocturnos de estilo Caribeño, Páru cuenta con dos boxes que se aíslan con pesados cortinados y permiten la intimidad de una cena para una o dos parejas entrelazadas. Rematando la ambientación, una regía terraza con techos extensibles y vidrios de media altura para insonorizar el exterior, invita a sentarse contemplando la frondosidad de los bosques.

 

La propuesta culinaria es la que en su momento lo ha diferenciado y hoy lo ha posicionado. Cocina de técnicas Nikkei, productos de primerísima línea y el vuelo de un chef que se la pasa viajando y nutriendo su cocina de originalidad y nuevas tendencias como Van Oordt, en este nuevo local , inteligentemente secundado por un sub chef joven y prometedor, Diego Saire.

 

2016-01-20 21.07.54 2016-01-20 22.39.51

 

Considero necesario también destacar acá la atenta atención al salón de su encargado Juan Pablo Coolican y los solícitos camareros prestos a explicar cada uno de los platos incluidos en el nuevo menú.

 

PARA ARRANCAR UN COCKTAIL NUNCA ESTÁ DE MÁS

 

La cocina del Perú reclama abrir el juego con un insoslayable Pisco Sour, o si buscas una alternativa con el mismo rendimiento para acompañar  los platos que vendrán podes optar por un Caipassión: Pisco, Lima, Azúcar, Maracuyá. Cualquiera de estos tragos hará una feliz pareja con una Spicy Empanada (rellena de picante de mariscos) o para evitar la soledad del trago unas picosas Inkas Fries. Si querés agregar power a tus papitas andinas, te aconsejo pedir salsa TNT, hecha con togarashi, rocotto, morrón rojo y vaya a saber uno, que otro fogaratoso condimento!

 

¿QUÉ HAY DE NUEVO EN ESTE PÁRU INKAS SUSHI GRILL?

 

Amo el Ceviche y siempre que uno se cruce en mi camino voy a aceptarlo sin miramientos, mirá que tentador resulta este, Yellow Ceviche: Cortes de salmón fresco marinados en ají amarillo peruano, lima y toque especial. $230. Una novedad es la aplicación del brasas al ceviche y en un plato por demás original, Mariscos sellados a las brasas ,  inteligentemente refrescados un Leche de Tigre elaborada al estilo de un Bloody Mary. Pescado Blanco, camarones  y alguno que otro mariscos más hacen de este un plato que despega de todo lo visto, a puro sabor y originalidad. El Ceviche pide a gritos cuchara (deben ofrecerla) y es este, lejos, una de los mejores versiones que he probado de esta preparación.

 

2016-01-20 22.39.31 2016-01-20 22.14.43 2016-01-20 23.22.45

 

Otro plato de un menú a sobradas cuentas exento de ausencia creativa y plagado de tentaciones… Picante de Mariscos:  Trozos de pulpo, langostinos, chipirones en una enjundiosa pasta de aji amarillo, panka, tomate, morrón rojo y concentrado de tomate, con queso gratinado, cubos de mandioca y frutos tropicales.  Una cazuela de delicioso final socarrado y grato dejo ahumado. Es el plato ideal para ser compartido. Como vino un Albariño le sentaría como anillo al dedo. Yo lo acompañe con un Carmenere de Viniterra 2008. El Viniterra  Carmenère es un vino untuoso, de aroma concentrado y persistente. Sus marcadas notas de pimiento verde , frutas moradas y el roble Americano en el cual se crió en pequeño porcentaje, le  aportan elegancia  y lo hacen peligrosamente muy bebible.

 

2016-01-20 21.19.18

 

¡SALUD!

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.