AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

Por Fabián Couto.

 

La Bodega Luigi Bosca desde su fundación en 1900, está profundamente enquistada en la más rancia historia vitivinícola de la Argentina.

La familia propietaria los Arizu, es parte de la considerada aristocracia del vino y su legado se ha trasmitido a través de nietos y bisnietos que por más de 110 años, hicieron ya hoy legendaria a la Bodega.

Pablo Cúneo, nacido en Mendoza, pese a tener tan solo 44 años, recientemente acaba de recibir el honor de ser nombrado Head Wine Maker de la Bodega.

Como enólogo Pablo tiene una trayectoria prestigiosa, habiendo sido enólogo de Bodegas Chandon y Bodega Terrazas de los Andes.

Y hasta no hace mucho, desde el año 2006, fue el responsable de unos magníficos vinos como lo son los Ruca Malen.

Próximo a incorporarse, con la idea de aportar innovación y experiencia como la Bodega Luigi Bosca espera de él, antes que nadie, conversamos con Pablo Cúneo.

 

¿Luigi Bosca se caracteriza por tener vinos de culto, excelentes vinos, con tu incorporación a la Bodega, cuál sería tu objetivo a cumplir?

La familia Arizu ha trabajado desde siempre con el claro objetivo de lograr la máxima expresión del vino nacional y han sido protagonistas de los grandes cambios de la industria vitivinícola argentina. Los pilares sobre los cuales han consolidado su trayectoria son la expansión a nivel internacional, su prestigio basado en la experiencia transmitida a lo largo de los años, la constante y homogénea calidad de sus vinos y la permanente búsqueda de la excelencia mediante la innovación y la tecnología de avanzada.

Mi objetivo es mantener y respetar el estilo de la bodega al mismo tiempo que aprovechar e incorporar mi experiencia e innovación a los mismos. Por lo tanto, el objetivo más importante es asegurar la calidad y estilo de cada uno de los vinos de la bodega a la vez de potenciar la expresión de las uvas que los componen, poniendo de relieve las características que le imprimen los distintos terruños donde cultivamos nuestras uvas.

En este sentido, parte importante del foco estará puesto en el trabajo del viñedo y en el conocimiento que tenemos de cada zona donde se encuentran nuestras fincas.  Por otra parte, desde la enología, pondremos especial atención en la experimentación, innovación y aplicación de técnicas de trabajo que nos permitan expresar al máximo el carácter de cada uno de nuestros vinos.

 

El Malbec es nuestro cepaje insignia, el Torróntés y el Tannat, se dan muy bien en ciertos terroirs, ¿cuál crees vos que es un cepaje para apostar a futuro?

Una fortaleza que tiene la Argentina como país productor de vinos es la diversidad en cuanto a regiones y climas para cultivar la vid. Esto nos da la posibilidad de encontrar relaciones entre 6571859LB_GrandPinotNoir_2015cepajes y zonas o alturas que favorecen un óptimo desarrollo de las características varietales y a su vez también permitir distintas expresiones de las variedades más plásticas.

Este último es el caso del Cabernet Sauvignon, del cual podemos encontrar un abanico muy amplio de su expresión gustativa, desde el carácter especiado en zonas altas o más frescas a expresiones de frutos negros maduros en zonas más templadas.

Todo esto sumado a la posibilidad de manejo del riego, la energía lumínica de nuestros terruños y los ciclos de madurez largos hace que tengamos un potencial para producir vinos Cabernet Sauvignon de clase mundial.

A su vez, es un cepaje complementario al Malbec en términos de gusto y estructura, cosa sumamente importante al momento de hacer mezclas o Blends, que con el tiempo ganarán más espacio en las góndolas.

Por todas estas razones creo que una variedad para apostar es el Cabernet Sauvignon.

Dicho esto, pienso que también hay otras tantas variedades como el Cabernet Franc y el Petit Verdot que se han destacado en grandes vinos como parte de cortes o bien como varietales y que ayudan a construir la imagen de Argentina.

 

 

Prontamente se realizará un evento magnífico, ya un clásico de la Bodega y de la Familia Arizu, la Gran Degustación 2017. ¿Cuál sería tu top five, de vinos que cualquier asistente, debería probar en dicho evento?

Es una reunión muy esperada y única que la Bodega viene haciendo hace muchos años.

Un espacio propio donde los vinos son los principales protagonistas del evento. Justamente el nombre “La Gran Degustación” resume el objetivo fue ofrecer la oportunidad de degustar todas etiquetas de la nueva cosecha en un solo espacio y al mismo momento y eso es increíble.

Es difícil elegir 5 vinos porque justamente la idea es que prueben toda la colección. Pero seguro no dejaría de visitar: Luigi Bosca Rose, LUIGI BOSCA · Riesling · Las Compuertas, LUIGI BOSCA · Malbec D.O.C, LUIGI BOSCA · Malbec · Terroir Los Miradores, LUIGI BOSCA GALA 4 · Cabernet Franc · Malbec y de La Linda recomendaría probar La Linda. Sweet Viognier y La Linda. Rose Malbec.

 

Según vos, en la actualidad, ¿cuál es el perfil de un Torrontés ideal, paladeable, al gusto de los jóvenes paladares?

Pienso que los perfiles frescos del Torrontés donde se destaquen aromas cítricos y florales, sin una madurez excesiva, combinados con un equilibrio jugoso en la boca resultan atractivos a los jóvenes paladares. Ya sea como vino seco o con algo de azúcar residual.

En este último caso el equilibrio entre la acidez y el azúcar residual es fundamental.

 

¿Qué consideras arte a la hora de elaborar un vino de alta gama? ¿Qué debe tenerse en cuenta?

El arte comienza por el conocimiento profundo del viñedo y la sensibilidad y experiencia para proyectar el vino que podemos hacer con la uva que estamos probando o con el viñedo que hemos 3232922LB_DeSangre_2014venido siguiendo durante todo el ciclo. De esto derivan todas las decisiones técnicas sobre el manejo de la viña, la decisión de cosecha y la forma de vinificación que vamos a elegir según la condición de cada uva. En este sentido hay que prestar mucha atención a cómo vegeta la planta y tratar de optimizar su trabajo mediante las labores culturales para lograr la mayor expresión de sabor y concentración en las uvas. La decisión del momento de cosecha es otro tema sumamente importante en el cual se juega el potencial y estilo del vino.

Luego durante la vinificación y crianza cada decisión importante se toma fundamentalmente apoyados en la degustación. Con lo cual el arte está presente a cada momento del trabajo, pero son importantes también la ciencia y la experiencia.

El momento donde se evidencia al máximo la creatividad es al hacer los cortes o Blends de vinos, allí las posibilidades son infinitas.

Hacer vinos de alta gama es la suma del cuidado de detalles donde la experimentación, la capacidad de observación, la intuición, el conocimiento y la sensibilidad deben conjugarse.

La pasión de cuatro generaciones de una misma familia y de más de 110 años de trabajar en el viñedo, demuestra el resultado de un esfuerzo ambicioso planteado hace varios años de expresar la versión más acabada de la esencia misma del vino argentino. Esto es un factor importante e inimitable en el arte de hacer grandes vinos.

 

Por último y brevemente, ¿Hay algo que quisieras decir acerca de Luigi Bosca?

Lo que más me impresionó de Luigi Bosca es la determinación en la búsqueda de la excelencia, basados en la experiencia de 4 generaciones de vitivinicultores y un espíritu emprendedor e innovador como pocos.

Estoy muy contento y orgulloso de sumarme a Luigi Bosca, no solo por el prestigio y calidad que tienen sus vinos sino también por el equipo humano con el que tuve la suerte de encontrarme.

 

Logo-Alamos2-300x104

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.