Por Fabián Couto.

AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

TENER CURIOSIDAD.

Es fundamental para poder conocer, saber y descubrir en su esplendor lo que realmente nos gusta.

 

NO EXAGERAR ADJETIVANDO.

Se dice demasiado de los vinos, a veces se habla de aromas que no tenemos idea ni a que huelen, muchos sabores y frutas que ni recordamos haber probado.

Muchas notas y dejos en el vino pueden hallarse que no todos pueden percibir, el vino tiene olor a vino y si ya eso nos parece rico aún sin saber por qué no está nada mal que así suceda.

Es importante saber cómo ha sido concebido, ayuda a la degustación, saber si pasó o no por madera, apreciar su acidez, su frescura, y cuan bebible nos resulta, si es capaz de acompañar bien ciertas comidas…

 

CONOCER LA OPINIÓN DE EXPERTOS O CONCURSOS.
No necesariamente la opinión de los entendidos debe de respetarse como un dogma, ni dejarse llevar al pie de la letra por los puntajes o premios por los vinos obtenidos. Como el maestro Miguel Brascó solía decir, hay que beber mucho para saber, probar cuanto vino uno pueda conocer  e informarse y prestar atención a los que saben más que uno. Tener ansias de aprender.

 

SUBJETIVIDAD ANTE TODO.

A la hora de la degustación de vinos lo que importa es nuestro gusto personal, en esto del vino no hay verdades absolutas, el gusto es subjetivo y cada uno tiene el suyo y sus preferencias, lo cual está perfecto. Háganle caso a su propio gusto y escuchen y respeten, el parecer del otro.

COPAS DISTINTOS VINOS.

 

CONOCER CEPAJES Y BODEGAS TRADICIONALES.

Existen distintos tipos de cepaje , los cuales hay que probar y conocer antes de quedarse con uno, prueben si pueden primero los vinos de las grandes bodegas, los tradicionales, para así luego con el tiempo ir abriéndose a descubrir  nuevos vinos de otras bodegas y jóvenes enólogos  que van surgiendo y así podrán comparar.

Si pueden y está al alcance de su poder adquisitivo, prueben vinos del mundo de las principales regiones vitivinícolas del planeta, para poder cotejar vinos del viejo mundo con los del nuevo mundo, busquen charlas de entendidos a las cuales asistir y anoten todo, anoten también siempre, su impresión de lo que están tomando.

 

LOS VINOS EXTRANJEROS.

Todo vino es diferente a otro y cada vino según su terroir y como está hecho o por la región a la que pertenece será distinto a los otros.

El mejor vino del mundo en realidad no existe porque nada es absoluto, si hay vinos mejores y los hay peores alrededor del planeta.

En lo bello de la diversidad, se encuentra lo bueno.

 

EL VINO DEBE SER BEBIBLE.

Está bien beber vinos para saber, aprender o informarse, pero el lugar del vino no debería de limitarse tan solo a obtener resultados en concursos y campeonatos.

El vino debe de tener el status que merece, su función ha de ser la de un alimento más, que si combina de maravillas con los platos que acompaña, resaltará y potenciará la apreciación en boca.
El lugar que el vino debe de ocupar, la verdadera importancia que ha de tener y su verdadero peso cultural se lo dará una sola cosa…el vino nos debe resultar bebible y solo así, es que será; un buen compañero.

¡ SALUD!

Logo-Alamos2-300x104

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.