AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

Por Couto.

Los López llevan más de 4 generaciones elaborando grandes vinos, uno de ellos es podría decirse un vino de culto hoy día, el cual fue elaborado al cumplirse los 70 años de la llegada al país de Don José López Rivas, fundador de la Bodega y fue su hijo Federico quien allá por 1956 elaboró la primer botella de Chateau Montchenot, que continúa aún vigente y venerado.

Con motivo de la cata anual de la Bodega, conocida como “López de punta a punta” donde es posible evaluar más de 45 etiquetas de su portfolio y algunas rarezas, fue que como devoto de los Montchenot pude apreciar una botella de la Cosecha 1983, fue hasta ese año que se conoció como Chateau Montchenot, hoy solo es Montchenot.

Una particularidad es que fue primero añejado en enormes toneles de más de 5000 litros, para recién en 1993, pasarlo a botella en donde se lo contuvo evolucionando hasta nuestros días.

Con motivo de homenajear al patriarca de la familia, Carlos Alberto López, quien marco grandes hitos en la industria vitivinícola Argentina y supo consolidar la calidad, marca e imagen de Bodegas López, sus hijos Eduardo y Carlos López lo homenajearon recientemente con un muy emotivo y didactico discurso para luego tener la generosidad de compartir con amigos, toda su línea de vinos Montchenot,  entre los cuales particularmente me sedujeron los dos extremos, el más joven y el más añejo de estos vinos de corte, tan magníficos y codiciados, que aún hoy dia pueden conseguirse.

En esta ocasión preferí que sea Miguel Blanco, quien nos cuente los vinos, Miguel lleva más de 25 años trabajando en la industria del vino como asesor comercial de diferentes Bodegas y hace 10 años que se desempeña como sommelier de Bodegas López.

Le propuse sea el quien tuviese la amabilidad de contarnos dos vinos que muy bien conoce y Miguel a quien tengo el gusto de conocer hace años, acepto hacerlo en esta nota para ustedes.

 

Montchenot Joven 2015:

El más nuevo de los Montchenot, eso lo hace extrovertido a comparación de sus hermanos mayores, en color se notan a pesar de su paso por Toneles, colores rojos dignos de su juventud aunque con algo de tonos granates profundos que le dio dicho paso por madera.

Aroma: Se nota su guarda de un año dentro de esos recipientes de 5000 litros de almacenamiento, con pimientos típicos del mayor varietal, el Cabernet Sauvignon.

Ahora en boca…es ahí donde marca la diferencia mayor, en lo que coincido contigo Fabián, ese pimiento joven, esa acidez y la atractiva estructura lo diferencia y es lo que se quiere lograr con este vino.

Es el primer paso para los jóvenes ávidos de conocimiento de grandes vinos que se quieren acercar y comenzar a disfrutar de los vinos de Bodegas López y su estilo.

MONTCHENOT JOVEN Y MIGUEL

 

Chateau Montchenot tinto Gran Reserva 1983

Para hablar de este vino, me tendría que poner de pie, como cuando se entona el himno. Y explico por qué… primero porque cuando lo descorche para trasvasarlo sé que estuvo 35 años descansando en esa botella, de un color verde traslúcido distinto al que hoy existe en el mercado y comprendí debía despertarlo de a poco. Segundo porque cuando se cosechó, en la Argentina se comenzaba a respirar distinto y Tercero porque es la conmemoración de los 60 años de la primera cosecha de ese gran clásico y los 130 años de la llegada de Málaga de Don José López Rivas, fundador de la bodega.

MONTCHENOT EDICIÓN ESPECIAL 1980

Dicho esto, hablemos de él… Un vino que supo aprovechar su larga siesta hibernativa , al despertarse y luego de un tiempo de airearse , pareció decir “ Acá estoy, disfrútenme “. Un vino que  hizo de ese momento en el que lo comenzamos a catar un momento único, sus colores caobas y tejas, con una aroma complejo de donde empiezan a surgir olores a sotobosque, cuero, caramelo y podemos seguir con todo lo que se nos permitía explorar y aflorar en nuestra mente y nos separaba por un momento del bullicio de la degustación,  trasportándonos a otro lugar donde nos sentíamos cómodos disfrutando y remedando sabores de chocolate, higos caramelizados, regaliz, almendras  y por último un largo retrogusto, como despidiéndose de nuestra boca, dejándonos con ganas de más.

Perdón Fabián, pero siento no puedo resumir en unos pocos renglones tanta historia y brindo por eso.

¡ Salud!

Logo-Alamos2-300x104-300x104

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

1 Comentario

  • Gladys

    #pasionporelvino. Excelente Nota. Excelente Sommelier.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.