18 de diciembre de 2014

 

La vedette para estas épocas resultan ser los espumosos, debemos llamarlos así ya que champagne es una denominación de origen y al fin al cabo, es lo que es, un vino espumoso.

 

Desde que el monje Don Perignon inventase el método Champenoise, por lo cual el vino fermenta por segunda vez  en botella, y logró así perfeccionar  este elixir burbujeante, es mucha la  burbuja ha corrido por las copas.

 

Argentina sigue siendo el principal consumidor y productor de espumante fuera de Europa, nuestros grandes espumosos nada tienen que envidiarle hoy día a cientos de bien ganado prestigio del viejo continente.

 

Hoy aquí les comento dos de muy alta gama que he tenido oportunidad de probar este año y que son dignos del más encumbrado de los festejos,  y un tercero que es novedad absoluta, sorprende por su atípica  procedencia y complejidad en boca.

 

ROSELL BOHER GRAND CUVEE EDICIÒN LIMITADA

 

Vino espumante

 

Esta afamada Bodega champañera Argentina cumplió recientemente 15 años y lo festejo lanzando al mercado un espumoso de excepción, un verdadero formula uno.

 

Mientras el tiempo de estiba en botella o guarda sobre borras de cualquier buen espumante es de aproximadamente de 18 a 24 meses de reposo, este portento, el Grand Cuvee Edición Limitada de Rosell Boher, alcanza los 70 meses, elevando muy por sobre otros, la vara de calidad.

 

Con tan solo 3800 botellas, este ícono de la Bodega de más prestigio en elaboración de espumantes del país, es un vintage 2008 elaborado con un 90% Pinot Noir y un 10% Chardonnay.

 

Podría decirles tan solo que es una verdadera maravilla, pero es mi obligación ser más explicito…su color cautiva desde la copa por los bellos reflejos asalmonados del Pinot, huele como todo gran espumante gusta de hacerlo, frutos secos, miel, biscochuelo y su sola fragancia irradia felicidad.

 

En boca es intenso con la burbuja exacta y con el solo hecho de entrar en boca, hace aflorar el humor festivo.

 

El enólogo de la bodega es el afamado Alejandro Martínez Rosell, hombre de los que probablemente más sepa sobre espumantes en nuestro país.

 

Esta verdadera joya, no es cara, pero como tal que se precie, si es costosa.

 

Su precio en vinerías es de $ 850.  También pueden probar si quieren, más accesible y excelente, el  Casa Boher Brut $195.

 

GRAN DANTE BRUT NATURE DE BODEGA DANTE ROBINO

 

vino gran dante

 

Si en algún lugar la felicidad nos está esperando al comienzo de este nuevo año puede que sea dentro de la botella de este magnífico espumoso.

 

Elaborado bajo el tradicional método Champenoise, el cual no es fácil de que pueda explicárselos brevemente, se obtiene una segunda fermentación en botella madurando este espumante de Alta Gama por 24 meses en la penumbra de las cavas de la Bodega.

 

El Gran Dante Brut Nature, es consecuencia de la experiencia de más de 90 años de Dante Robino y podría decirse que es más de lo que se pueda desear, indiscutible protagonista de ocasiones especiales y merecidos festejos.

 

En el se combinan de maravillas el aroma a flores blancas y frutos jugosos de la uva Chardonnay de Luján de Cuyo y la voluptuosidad y carnosidad de frutos rojos maduros que aporta el Pinot Noir de Tupungato-Uco.

 

El repertorio se completa con un muy buen “perlage” y matices de brioche y castañas aportados por su evolución en botella.

 

Cada botella es un universo en si misma y este espumante encierra verdadera dicha, la cual debe de ser compartida. Aprox. $ 350.

 

MAR & PAMPA DE BODEGA TRAPICHE

 

Vinoespumantemar

 

Esta probablemente a mi entender sea la gran novedad enólogica del año y es por eso que quiero compartirla con ustedes.

 

Trapiche acaba a lanzar sus vinos de influencia Oceánica, entre los cuales se encuentran dos espumantes muy particulares.

 

Tuve oportunidad de estar en la Bodega cuando fue su presentación y volví convencido de haber presenciado parte del futuro del vino Argentino.

 

A sólo 3km del mar, en Chapalmalad, Mar del Plata los  MAR&PAMPA son los vinos de Trapiche con influencia del Atlántico Sur.

 

El particular clima de la costa y la majestuosidad del Óceano, llevaron al prestigioso Daniel Pi, enólogo de la Bodega a soñar con unos vinos diferentes, representativos de esa zona privilegiada.

 

A diferencia de los vinos tradicionales, estos viñedos crecen bajo un clima húmedo y más frío, ideal para variedades de ciclo corto que no necesitan ser irrigadas por el hombre para su crecimiento (cultivo secano). Las temperaturas máximas moderadas y las noches frescas, dan como resultado vinos diferentes, de cautivante complejidad aromática y buen volumen. Han cultivado además cepas poco conocidas en nuestro país: Sauvignon Blanc – Riesling – Gewürztraminer -.Pinot Noir  y tambièn Chardonnay.

 

Su espumante Rosè cosecha 2014, Pinot Noir – Chardonnay,  es fruto del clima marítimo de un lugar único como Chapalmalad para el desarrollo de una cepa como la Pinot Noir  que es  todo un desafío  en su cultivo por su extrema delicadeza y complejidad. Tanto este espumante como el Brut, resultan ideales como aperitivos y en estas fiestas para acompañar, ostras o platos con mariscos. Trapiche junto a Daniel Pi, han creado algo innovador, con una denominación de origen de peso para el resto del mundo, Vinos del Atlántico Sur. Alrededor de $ 120.

 

¡Salud!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

1 Comentario

  • Marcelo MORGENROTH

    Felicitaciones! Estamos en Chapadmalal y nadie tiene los vinos… Podemos visitar la bodega? Felicidades!!! Marcelo 111544186993

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.