AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

Por Fabián Couto.

Martín Bruno, nacido en la ciudad de Buenos Aires tiene sobrados motivos para estar feliz y sentirse orgulloso, con apenas 34 años luego de un apasionante y dificilísimo concurso acaba deMEJOR SOMMELIER DE LA ARGENTINA. consagrarse como EL MEJOR SOMMELIER DE LA ARGENTINA 2017. Actualmente se desempeña como Brand Ambassador de Pernod Ricard Argentina, es Sommelier Ejecutivo del restaurant Tegui y docente del Centro Argentino de Vinos y Espirituosas (Cave).

Martin, almuerzo mediante en Don Julio, con colegas y unos pocos periodistas que tuvimos el privilegio de acompañarlo, festejó su triunfo y luego de este encuentro  fue que tuvo la inmensa amabilidad de concederme, esta entrevista que les comparto…

 

 

1-Martin, acabas de ser elegido el mejor Sommelier de la Argentina, un verdadero orgullo para vos y el país… ¿Un atleta debe entrenar para una Olimpíada, podrías vos contarnos como entrena un sommelier para un campeonato?

Como con cualquier disciplina, el entrenamiento es fundamental.

Hay que estudiar mucho sobre geografía vitivinícola, legislación de los diferentes países productores, enología y todo lo relacionado a de donde viene el vino y como se hace. Pero también sobre bebidas espirituosas, café, té, aguas, quesos, habanos… todo lo que esté relacionado con la gastronomía y el servicio del sommelier en un restaurant. Y eso es la parte teórica.

También se entrena mucho la cata a ciegas, escrita y oral, reconocimiento de otras bebidas, maridajes, pruebas de servicio como decantar un vino, trasvasarlo, abrir una botella de espumoso, preparar un cocktail, etc, etc.

 

 

2- ¿Cómo fue el día, en que momento fue… te diste cuenta que habías decidido ser sommelier, que por cierto si bien cada vez menos, resulta ser aún una carrera atípica?

Yo nunca me hubiera imaginado que iba a ser sommelier. Creo que al ser una profesión aun poco conocida, te vas dando cuenta cuando ya estás más o menos adentro.

Yo la descubrí trabajando como bartender en Nueva Zelanda, en un restaurant que tenía una muy buena carta de vinos. Los bartenders hacíamos el servicio de vinos así que no me quedó otra que empezar a leer y aprender sobre vinos. Tuve la suerte que en ese lugar me ayudaron e impulsaron mucho a aprender, después ya no hay vuelta atrás.

 

 

3- El concurso del cual resultaste ganador en su séptima edición es Organizado por la Asociación Argentina de Sommeliers con un jurado poblado de personalidades del mundo de la gastronomía y el vino, personalidades del mundo de la sommellerie internacionales y para colmo como si esto fuera poco, transmitido vía streaming!

¿Contanos una prueba de las tantas del concurso y si así te sucedió, en que momento te pusiste más nervioso?

El momento que me pone más nervioso es la espera previa. Sabes que está todo el mundo ahí, el Martín Bruno, el Mejor Sommelier de Argentina en plena competenciapúblico, los jurados y vos esperando en un cuarto donde no escuchás ni ves nada de la competencia.

La prueba que más me gustó fue la toma de comanda. Es la prueba donde más se puede lucir el sommelier, tenés la oportunidad de hablar de aperitivos, aguas, vinos, destilados, quesos, infusiones… pero también es difícil porque siempre tenés una consigna compleja.

En este caso era recomendar todos productos de Latinoamérica, sin repetir país. Y por los tiempos súper exigentes de las prueba no tenés tiempo de pararte a pensar.

 

 

4- Como sommelier habiendo trabajado en un restaurante tan famoso como Tegui, y también en el exterior, debes tener varias anécdotas de tu profesión referentes al mundo del vino ¿Tendrías la amabilidad de contarnos alguna que recuerdes?

Una de las anécdotas en servicio más lindas que recuerdo fue haber compartido con María Barrutia el servicio de la Cena de Gala de la Semana de la Sommellerie, en 2012. En esa semana se realizó el Concurso MSA 2012 (no participé), la Asamblea General de la Alianza Panamericana de Sommeliers y la reunión del Consejo Administrativo de ASI.

Pero lo más importante, se presentó a Mendoza como candidata a ser sede del Mundial de Sommeliers en 2016. Fue una semana llena de desafíos y mucho trabajo, pero logramos culminarla con un gran servicio compartido con personas muy queridas.

 

 

5- Actualmente sos Brand Ambassador de una empresa distribuidora internacional tan mentada como lo es Pernod Ricard… ¿Nos contas para quien no lo sabe, qué significa ser Brand Ambassador de una marca como Pernod Argentina?

Ser Brand Ambassador es ser embajador y representante de los productos que comercializa unaMartín Bruno, el Mejor Sommelier de Argentina en plena competencia IV empresa. En el caso de Pernod Ricard, que es una empresa muy grande, tenés la suerte de trabajar con marcas muy reconocidas como Chivas Regal, Absolut, Beefeater, The Glenlivet, Havana Club, Perrier Jouët, Mumm, Etchart, Graffigna y muchas más. Es una responsabilidad muy grande, pero al mismo tiempo te sentís cómodo trabajando con productos de primerísima calidad.

 

 

Por último, si hay algo más que quieras decirnos…adelante…

Simplemente agradecer a la Asociación Argentina de Sommeliers u a todas las personas que me han acompañado y ayudado en este camino. Son muchas, pero sin su guía y aliento no hubiera jamás obtenido estos logros.

¡Salud!

Logo-Alamos2-300x104

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.