Como muchas otras modas, estos vehículos gastronómicos son una tendencia con aires importados que, particularmente en Buenos Aires, ha encontrado un público afín.

Los famosos camiones de comida conocidos como food trucks hace más de cinco años que se vienen haciendo lugar en la ciudad y, desde fines de noviembre del año pasado, tienen un marco legal para operar. Se trata de un formato gastronómico novedoso, dado que se trata de tráilers  transformados con cocinas, y que ha tenido mucho éxito en el marco de festivales al aire libre. Esta opción ha abierto nuevos espacios para disfrutar de la comida y, con ello, ha dado lugar a experiencias más distendidas.

Este fenómeno fue iniciado por jóvenes emprendedores y actualmente es responsable de ampliar la oferta gastronómica ya que, en muchas ocasiones, llega a lugares en los que casi no hay opciones para salir a comer. Además, tiene como particularidad un servicio más express ya que está pensado para comer rápido, al paso y con otras posibilidades para el bolsillo. Incluso, fue y es tal su furor que hasta restaurantes de gran trayectoria y renombre se vieron en la necesidad de tener su propia propuesta dentro de este nuevo ecosistema culinario.

Desde hace unos días hay algunos vagones de subte que se pueden comprar y hasta podrían ser una excelente opción para montar un food truck. ¡Seguramente pronto tendremos novedades de quién se animará a tomar la iniciativa!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.