AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS 

 

Por Fabián Couto.

 

La cata mas tradicional es aquella en la que el aficionado se sienta a degustar diversos vinos siguiendo ciertos formulismos, para poder discernir sobre ellos, y, de este modo, poder apreciar sus cualidades mediante la aplicación de la vista, luego el olfato, y por ultimo el gusto.

Aquí, en anteriores ediciones de Dixit, me he referido a “nociones básicas de cata para poder apreciar mejor un vino”. En tales prácticas, los participantes aprenden a evaluar sus cualidades.

Como en toda actividad que a uno le gusta, considero que el conocimiento trae aparejado un mayor discernimiento de lo que se está realizando; esto, a su vez, nos permitirá un mayor disfrute. En este caso en particular, las distintas catas nos introducirán en una mayor apreciación de un mundo complejo y maravilloso como el del vino.

Hoy en día, gracias al gran crecimiento del enoturismo en nuestro país, ha surgido un marcado interés por visitar bodegas y determinadas regiones reconocidas del vino, pudiendo catar in-situ todo el porfolio de tal o cual afamada bodega.

CATA

 

Qué es una cata vertical

Difundida cada vez más entre adeptos, conocedores, y profesionales del vino, puede no ser una práctica fácil ni habitual para iniciados; pero, sin dudas, puede que resulte la más atractiva para aquellos conocedores capaces de poder apreciar y evaluar la evolución de un mismo vino a través de todas sus añadas.

La cata vertical suscita interés porque suele realizarse con vinos íconos de la bodega, aquellos que permitirán a los expertos evaluar la evolución a lo largo del tiempo en botella, y comparar aspectos de la vinificación de estos ejemplares de alta gama. Lo usual en una cata vertical es arrancar por el vino más longevo hasta finalizar en la añada actual.

Por lo general, toda bodega tiene un vino que es su “caballito de batalla”. Este vino, del cual se embotellan y venden millones de litros, es el que permite al bodeguero darse el gusto de elaborar ciertos vinos de alta gama (los íconos de la bodega) que permitirán a la marca aspirar a posicionarse en un pedestal de prestigio, que a su vez le permita abrir las puertas de la añorada exportación.

Estos son los vinos candidatos a una cata vertical: aquellos grandes vinos poseedores de ciertas características, vides privilegiadas de terruños excepcionales, cortes con pequeñas variantes (o no) a lo largo de los años, y un número notorio de cosechas que en una sola degustación permita probar un mismo vino. Por ejemplo, el Tinamú de Las Perdices del cual es posible degustar las cosechas 2005, 2006, 2007, 2008, 2010 y la mas reciente 2012.

 

¿Importa la edad?

Los vinos, al igual que los seres vivos, envejecen. En los vinos, el envejecimiento les permite alcanzar la curvatura en caída de deterioro, algo magnifico de ser apreciado. Esa evolución a través de las distintas añadas de un mismo vino, solo es posible de percibir accediendo a una cata vertical. El paso del tiempo es, en definitiva, lo que permite evaluar la calidad y consistencia de un vino de renombre. Además, los cambios más significativos suelen experimentarse cada cinco años.

Cuando se tiene la oportunidad de descorchar unas diez cosechas de una misma etiqueta, guiados de ser posible por el enólogo responsable o un experto, uno entra a un mundo maravilloso, donde a modo de cuento podrá apreciar la influencia en la elaboración de los cambios climáticos, la impronta aplicada del terruño y el comportamiento del vino y los cambios de su coloración ante el paso implacable del tiempo.

En la actualidad, son muchas las bodegas que en restaurantes o salas de catas ofrecen la posibilidad de pagar el acceso a catas verticales de al menos 5 o 10 añadas de sus vinos más emblemáticos. Estas se publicitan en las redes sociales o en eventos aparte, dentro de ferias de vinos de alta gama.

Personalmente, de todas las catas verticales a las que he asistido, mis favoritas han resultado ser las del Enzo Bianchi Gran Cru de Bianchi y la vertical del tinto de mis amores, y a la que indefectiblemente asisto todos los años, la de los  Montchenot de punta a punta de la Bodega López.

MONTCHENOT VERTICAL    ENZO BIANCHI

 

¿A vos a qué cata vertical te gustaría asistir?

 

¡Salud!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.