En la ciudad de la furia los días son interminables con largas jornadas laborales y actividades de todo tipo, entre ellas, facultad, gimnasio, etc., con poco tiempo disponible para poder despejarse, dedicarse al ocio o incluso para hacer todo lo que tenemos pendiente.

Es en este contexto, en el que la tecnología cobra un valor fundamental ya que viene a agilizar y simplificar nuestra rutina. A tal punto revolucionó nuestras vidas que hoy es posible tener -casi todo- al alcance de nuestra mano con tan solo un click desde nuestro celular. En la actualidad es posible realizar una multiplicidad de actividades desde nuestro dispositivo móvil, entre ellas, pedir comida, responder mails, leer las noticias, ver series, pagar servicios, comprar pasajes y hasta pagar lo que consumimos.

La innovación puesta al servicio de la agitada rutina diaria hace que en algunos lugares del mundo el  Internet de la Cosas  -“Internet of Things”- sea una realidad. Así, este adelanto que en algún momento pudo resultar futurista o de ciencia ficción, abre la posibilidad de que los distintos dispositivos de nuestras casas puedan comunicarse entre sí para avisar, por ejemplo, que no falten aquellas cosas que consideramos de consumo básico o incluso se produzca un ahorro automático de la energía.

pexels-photoEl uso de las aplicaciones, las tan conocidas apps,  simplifican nuestra vida y crean atajos para que nuestras experiencias como usuarios sean satisfactorias. De esta manera, a través de nuestras interacciones dentro la aplicación, el sistema está al tanto de nuestros intereses y preferencias y nos sugiere nuevas opciones en función de estos. Incluso, hoy es muy valorada la posibilidad de que  nuestro celular pueda detectar nuestra ubicación para ofrecernos el servicio más cercano –la geolocalización-, y por ende más rápido, hace que todo sea más eficiente y se ajuste mejor a nuestras necesidades. Gracias a este historial que queda grabado en la plataforma ya no es necesario que nos tomemos la molestia de ver qué lugar es el más próximo, la aplicación lo hace por nosotros. De ahí su vital importancia para mejorar nuestro día a día.

A tono con esta tendencia, Guía Oleo propone Oleo Delivery con la intención de darle a sus seguidores la posibilidad de resolver la comida de una forma fácil y práctica, terminando con el viejo dilema de quién se encargará de llamar al delivery. Se busca que los usuarios experimenten el momento de pedir comida de una forma simple y eficaz.

Al respecto, el Socio y CEO de Guía Óleo, Fernando Cuscuela, sostiene: “Es una gran oportunidad de crecimiento y, creemos que significa un valor agregado para nuestros usuarios, que ahora tendrán la posibilidad de vivir las mejores experiencias gastronómicas desde sus hogares, algo que sabemos es cada vez más popular entre los argentinos”.

www.oleodelivery.com.ar

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.