[Inserte aqui la imagen – opcional]

Información:

Edad:

40

Ocupacion:

Cocinero

Primer Trabajo:

Contador de hojas en ANSES

Url Web:

http://elobradorescuela.com.ar/

Nombre Web:

El Obrador Escuela

Entrevista:

Hace casi un mes Emiliano estaba en  Lyon, Francia, ganando por primera vez en su vida el puesto número 15 en uno de los concursos culinarios internacionales más importantes del mundo, Bocuse d’Or , el Mundial de Cocina de Francia. De esta manera, y tras dos años de intensa preparación junto a su coequiper Axia Carosio (21), se convertía en el mejor chef de Latinoamérica.

El Bocuse d’Or es algo así como el mundial de la gastronomía y se realiza cada dos años en Lyon, Francia. Allí se reúnen durante casi dos meses 24 chefs -cada uno respresentando a su país- para terminar de prepararse y ultimar detalles de los platos. En esta edición el primer premio se lo llevó Noruega, seguido por Estados Unidos y Suecia.

Emiliano es el sexto argentino en llegar a esta instancia en el Bocuse. “La experiencia fue increíble, fue más fuerte de lo que me imaginaba. Estar rodeado de grandes cocineros del mundo, ante un jurado impecable, es fuertísimo”, cuenta desde su casa en Bariloche.

Para llegar a ganar este lugar Emiliano y Axia estuvieron dos años entrenandose. “Fueron casi dos años de juntarse todos los días a cocinar y entrenar. Primero para lograr la clasificación en Mexico y luego para ir al Bocuse. La instansia de conceptualización también fue muy importante, más allá del plato principal uno tiene que pensar las guarniciones de cada plato, los elementos que acompañan, la bandeja, el catálogo. Básicamente todo”, explica el director de El Obrador Escuela.

El el Mundial cada chef debe preparar sus platos según determinadas condiciones y utilizando ingredientes determinados pero lo más importante, además de la calidad de la comida, es que cada plato transmita el mundo culinario de cada país, debe contar una historia culinaria. “Fue un desafío importante porque uno debe contar cómo es el país pero sin olvidarse de que el paladar que está evaluando es de Francia. Por eso también debe hacerse una adaptación de cada ingrediente. Por ejemplo, si acá se come la tapa de asado bien jugosa y a todos nos gusta así y viene un español y prepara la tapa de asado bien seca no nos va a gustar. No por el chef sino porque a nuestro paladar le gustan determinadas cosas”, explica este oriundo de San Justo, Buenos Aires.

Otro de los requisitos que imponen desde la dirección del Bocuse es que el asistente del chef debe tener menos de 21 años, otro desafío para sumar a la lista ya que suele ser difícil que alguien de esa edad pueda disponer de tanto tiempo para entrenarse diariamente e ir a otros países a competir. Además la persona seleccionada tiene que saber a la perfección cómo preparar cada plato, casi imitando el estilo del chef. Para Emiliano fue una difícil tarea seleccionar a la persona indicada para este recorrido como equipo. “Estoy muy contento con Axia, fue muy valiente y se manejó con mucha responsabilidad y dedicación a lo largo del tiempo. Además ejecutó todos los platos impecablemente, tal vez incluso, mejor que yo en algunas preparaciones. Estoy convencido de que fue una desición acertada”, afirma este chef que también es marido y padre de tres hijos.

Otra de las oportunidades que tienen los chefs al estar en contacto con grandes de la cocina internacional es poder ver cómo es su país a nivel gastronómico ya que, más allá de que el chef es quien gana el premio, su comida y él mismo representan al país. “Fue muy bueno ver que gastronómicamente hay muchas personas dispuestas y con ganas de prepararse y competir, de todos modos sería ideal comenzar a trabajar en equipos para seguir aumentando el nivel y reconocimiento que tiene Argentina a nivel gastronómico”, reflexiona el mejor chef de latinoamérica que contó con el apoyo de Terrazas de los Andes para participar en el Bocuse.

Por supuesto que el momento más importante de toda la competencia fue cuando el jurado degustó el plato argentino, que no pasó desapercibido. “Probaron un pueblo, una idiosincrasia. Tratamos de mostrar la cultura del asado en sabores y perfumes. Para presentar el plato, busqué algo que nos representara pero que no fuera obvio. Ahí estaba el viento, que es muy difícil de interpretar, pero que logramos en el diseño de las bandejas”, dice Emiliano y recuerda una de sus fuentes de inspiración para crear el plato; un árbol que está en la Patagonia y es conocido como “bandera” ya que el viento los deforma y crecen en dirección en la que sopla: torcidos.

1. ¿Un Plato?
Asado con pan.

2. Un trago
Cerveza.

3. ¿Un restaurante?
La Mansión de Sophie, en Marsella.

4. ¿Un bar?
Manush, en Bariloche.

5. ¿Un postre?
Tiramisú.

6. ¿Un condimento?
Pimienta negra.

7. ¿Un momento para comer? Brunch, desayuno, almuerzo, merienda o cena.
Cena.

8. ¿Con quién elegís salir? Mujer, novia, amigos, familia.
Con mi esposa y mis tres hijos.

9. ¿Qué no puede faltar en tu heladera?
Queso.

10. Armá tu combinación para el plato perfecto
Cordero con papas, hierbas de montaña, jugo de cordero, ajo y tomillo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.