AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

Por Fabián Couto.

El G20 pasó y el protocolo que tan en boga estuvo por esos días, pasa nuevamente a ese lugar de olvido, vuelve a ser arrumbado.

Pero hay ciertas reglas de protocolo que se aplican no solo a banquetes o ceremoniales, sino a cosas más usuales, más del día a día, como los cada vez más frecuentes, Desayunos de trabajo.

Surgidos por necesidad de ampliar agenda y cada vez más usados para sopesar una contratación o cerrar un negocio, los desayunos de negocios cobran cada vez mayor importancia.

Es por eso que aquí, he decidido pasarles unos tips que rescato de mis estudios de protocolo, que pueden resultarles de utilidad, para esta moción empresarial cada vez más usual.

 

¿Dónde y cuándo?

Lo recomendado es elegir un lugar a medio camino entre ambas personas que van a reunirse, que sea cómodamente accesible para ambas partes.

Si uno conoce de antemano a la persona con quien ha de reunirse, se puede proponer un nuevo lugar interesante, una cafetería atrayente, que pueda resultar del agrado del convidado.

Cuando la otra persona se aloja en un hotel, para facilitar el meeting se le puede ofrecer acercarse al mismo.

También muchos desayunos de trabajo pueden desarrollarse en la empresa de los involucrados a la reunión.

Un horario sugerido para el desayuno de trabajo suele ser, entre las 8.30 hs de la mañana hasta un máximo de las 10hs.

 

¿Cuál es el tiempo estipulado de duración del desayuno?

Lo usual es dedicar al menos al inicio del encuentro, unos 10 minutos a hablar de nimiedades, comentarios de actualidad (nunca de política), temas relacionados a la familia, cierto hobby o un deporte.

Luego el tiempo exponencial de la propuesta de negocio no debe extenderse más de 45 minutos, dosificando los tiempos de intervención de cada uno.

Si se formulan preguntas deben ser precisas y concisas, a esa hora de la mañana.

 

El Desayuno ofrecido.

Si bien un buen café y algunas macitas o una delicatesen no está mal visto, los desayunos más usuales suelen ser, Continental, Americano o tipo Buffet.

desayuno

Todo esto depende del criterio de los organizadores, lo que sí es bueno tener en cuenta que si el convidado es de otro país, resulta útil respetar los gustos usuales de procedencia, por ejemplo:

Si el invitado es del Reino Unido, el desayuno Inglés, suele contemplar salchichas y una especie de alubias con salsa de tomate y huevo revuelto.

El desayuno tipo Buffet, presenta la posibilidad de que con la excusa de levantarse de la mesa para servirse algo, uno puede hacerlo y así dejar que los otros deliberen, sobre el negocio en cuestión.

El mejor y más práctico para esta ocasión, considero es el desayuno Continental, consistente en café o té, jugo de naranjas, tostadas, mermelada y manteca, a lo sumo unas medialunas.

 desayuno 3

Final Desayuno.

Luego de un prudencial tiempo de exposición del tema de negocios en cuestión, que acordamos en 40 minutos, a lo sumo 1 hora si son varios los presentes, uno puede levantarse y dar por concluida la reunión con la excusa de que se debe de continuar con la agenda y los compromisos laborales.

Despedirse formalmente o informalmente, depende la relación y circunstancia. Siempre paga quien invitó.

Nunca antes de retirarse,  se debe volver sobre último momento, al tema del negocio en cuestión, sería un síntoma de demostrar ansiedad y es sabido que en cuestión de negocios, la ansiedad, no es buena consejera.

Salud!

 

Logo-Alamos2-300x104-300x104

 

 

 

 

https://www.protocolo.org/laboral/empresarial/el-desayuno-de-trabajo-actos-de-empresa.html

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.