AUSPICIA ESTA SECCIÓN ALAMOS

Por Fabián Couto.

 

“Soy un cronista gastronómico, no un crítico. La crítica es posible para determinar si una comida está bien o mal hecha; pero cuando los productos están dentro de un razonable estándar de calidad, los gustos pueden ser distintos y todos muy válidos. Por eso sólo es posible la crónica y no la crítica.”

Fernando Vidal Buzzi.

FERNANDO VIDAL BUZZI SALUD!

No puedo decir que fui amigo de Fernando, pero sí que lo conocí y disfruté a pleno siempre que pude, de su dialéctica, sabiduría y por sobre todas las cosas su irónico humor.

En algo más de 20 años que llevo como periodista en el mundo de la gastronomía, cada vez que concurrí a un almuerzo o cena, ya sea de presentación de un vino o lo que fuera, siempre indefectiblemente, busqué sentarme al lado de quienes para mí no solo eran los mayores referentes del periodismo gastronómico sino ejemplo vivo de Bon-Vivantismo y el pasarla bien en este metier, Fernando Vidal Buzzi y Miguel Brascó.

 

Fernando, era un tipo culto, pero culto bien, culto sin ser pesado.

Sabía cómo captar la atención del oyente circunstancial, siempre tenía una anécdota, una sugerencia, tal o cual vino para recomendarte probar.

Sus relatos solían ser una miscelánea de aventuras narradas de carácter literario, con buena dosis de picardía y erotismo que me atraía y divertía particularmente.

Todas las experiencias vividas junto a Fernando Vidal Buzzi resultaron algo rocambolescas y recordables, llegó a decir Miguel Brascó.

Fernando supo ser un personaje memorable, totalmente paladeable.

La Gran Vida, espléndido libro que acaba de salir a la calle por estos días, es una meticulosa selección de sus apuntes, escritos, recetas, diretes y… la mar en coche! muy bien plasmado por su hija Cayetana Vidal.

FERNANDO Y CAYETANA

Como Cayetana, bien dice en la introducción del libro, el criterio de los párrafos seleccionados, fue encontrar a Vidal Buzzi. Cero rigor  periodístico, puro rigor autoral, concluye diciendo.

Les dejo a continuación, la trascripción de alguno que otro texto del libro, un libro que en mi opinión no tiene desperdicio de principio a fin y que espero ustedes disfruten como yo lo vengo haciendo.

FERNANDO VIDAL BUZZI LA GRAN VIDA

CÓMO ELEGIR UN RESTAURANTE.

Depende de lo que quiera hacer, si está solo o acompañado, si la compañía es una mujer, si es un hombre, lo que quiera comer…No es lo mismo el restaurante donde usted va a hacer negocios que al que va con una novia, las miradas en el aire, las piernas acariciantes, los sensuales gestos de los cubiertos, todo ello mediante. Y claro que no es lo mismo salir con una princesa rusa que con una estupenda recepcionista de una compañía de seguros. Y no es lo mismo una jovencita que delira por Madonna que una dama, amante del Swing. Son restaurantes distintos.

 F.V.B.

BONDADES DE LA COMIDA CASERA.

Cada vez que alguien rememora la cocina casera, me acuerdo de una anécdota cierta que me contaron. Una joven esposa, vivía desesperada con la exigencia de su marido: Está muy bien querida, pero como lo hacía mamá…

Un dia ocurrió la tragedia, se le pasó de punto el plato. Lo sirvió a su marido esperando un rechazo violento. Y cuál no sería su sorpresa cuando escuchó: Por fin querida! Hoy si te salió igual a mamá… O sea que la comida casera está regida por una estructura del gusto conformada por la costumbre de lo que se come todos los días.

Es difícil juzgarla críticamente, porque hacerlo sería juzgar a la madre, a la tía, a la abuela, la infancia, los recuerdos…todo un problema psicoanalítico.

F.V.B.

SERES FANTÁSTICOS.

Si se despierta con la aterrorizante visión de una crocota o, peor aún, de una leucocrocota, mientras su cabeza late como el pecho embravecido de una mantícora y una sensación arrolladora de angustia propia de una rémora asustada, no es que esté soñando con la zoología fantástica de Jorge Luis Borges, sí que está sufriendo las consecuencias de una borrachera.

 F.V.B.

Salud!

Logo-Alamos2-300x104-300x104

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.