En poquitos días, el 7 de diciembre, se hace un nuevo Underground Market, la feria que congrega exquisiteces inglesas y norteamericanas, entre otros sabores “expatriados” en Buenos Aires.

 

¿Qué es lo que más extrañan los gringos en nuestro país? Las respuestas son variables pero coinciden en ciertos puntos clave. Añoran las alitas de pollo, el jarabe de arce, los bagels New York style y esos desayunos a toda orquesta, con huevos, bacon o french toast. Aguantarse el hambre después de esa oración es difícil, pero si llegás hasta el final de la nota sin babear sobre el teclado, vas a saber dónde conseguirlos.

 

 

LA NOSTALGIA DEL ESTÓMAGO

 

El verano pasado me fui de viaje, lejos. Sabía que me arreglaba con un par de zapatillas, dos pantalones, una campera. La única cosa que llevé de más, por las dudas, fue una buena provisión de yerba para el mate. Sí, señores: sepan que hubo una vez una argentina tomando mate por las calles de Tánger.

 

La comida de la tierra natal genera apegos emocionales inquebrantables. Lazos irrompibles, inmensos, de ésos para cantar “el amor es más fuerte”. Hay quien no puede pasar una semana sin dulce de leche, o sin bife de chorizo. Ni qué hablar si en lugar de una vacación se trata de una mudanza a otro país, por tiempo indeterminado.

 

Todo esto lo sabe muy bien la comunidad de “expat” en Buenos Aires. Así se llaman a sí mismos, familiarmente, los “expatriados” o extranjeros anglosajones, que decidieron salir a trotar mundos y radicarse más o menos provisoriamente en otros lares.

 

A veces los expat sienten nostalgia, y no sólo con el corazón: muy especialmente, con el estómago. Porque así como es difícil satisfacer un antojo de alfajor en Vietnam, parece que está complicado sufrir un capricho de malvaviscos en Buenos Aires.

 

oleo dixit bagel
¿Querés un bagel? Mirá este que preparan en "Quiero Bagel"

 

 

TODO POR UN MALVAVISCO

 

Pero el amor (por la comida) todo lo puede, y así, estimados compatriotas de Oleo, así es que venciendo todos los obstáculos, las aduanas y las góndolas apátridas del supermercado, llegan a Buenos Aires las auténticas delicias de la cocina alemana, o la yanqui (sí, claro: también de la brasilera, la mexicana, la venezolana, que no son únicamente los sajones quienes extrañan su cocina).

 

Así, pasito a pasito, llegan primero las recetas, después alguna caja contrabandeada de jarabe de Maple, la primera botella de condimento Ranch… y un poco después, si hay suerte, brotan los restaurantes o delis con banderita expat, “atendidos por sus propios dueños”.

 

Así también se organizan movidas como el Underground Market, una feria gastronómica que ya lleva tres ediciones congregando stands con esos antojos finalmente cumplidos, y ahora van por más: una edición navideña, al aire libre con oferta de gingerbread, tex-mex de verdad y salsa de arándanos, entre otras sorpresas. Esta vez, se suman a la feria sectores de diseño y joyería, además de música en vivo. ¿Cuándo y dónde? Próximo 7 de diciembre en El Chaperío, Jorge Newbery 4880, Chacarita. (Para más info ver nota en Dixit).

 

oleo dixit underground market
Underground Market: el mercado predilecto de los gringos en Buenos Aires

 

 

EL BARRIO CHINO ES MI CASA

 

Conversando con los feriantes, en su gran mayoría de origen estadounidense, se nota que todavía hay mucho camino por recorrer. “Acá no hay”, se lamentan las chicas que preparan y venden fudge, una golosina a mitad de camino entre un dulce de leche y un bombón sólido. Lo más cercano que se me ocurre es la Vauquita… y no, en el fondo nada tiene que ver, porque el gusto principal del fudge es el azúcar mismo.

 

Katherine, una californiana flaquita pero golosa, cocina su propia receta cuando se antoja; y es que los ingredientes, por suerte, están en todos lados. Según ella, en Buenos Aires vale más la receta que el dato de dónde comprarlo.

 

Preguntamos: ¿Y qué hacés cuando querés comer como en casa? Una comida entera, una cena… ¿adónde vas? Katherine se ríe y responde sin dudarlo: “¡Al Barrio Chino! Lo más parecido a lo que comía en California es pedir Chinese”.

 

En Estados Unidos ya sienten como platos nacionales algunas comidas del otro lado del mundo: además de las fusionadas tex-mex (versión tejana de la comida mexicana) y la cocina judía al estilo neoyorkino, están habituados a la china, la india y la asiática. Las naturalizaron como propias, quizá como nosotros incorporamos la cocina peruana hace poquito.

 

Como bien indicó la californiana, el Barrio Chino es una forma de conectar con los sabores típicos de sus pagos. Pero no sólo por los restaurantes de comida china: en los supermercados de Arribeños y Mendoza hay una multitud de productos como salsa tabasco, malvaviscos y otros básicos. Si nunca fuiste, podés visitar Casa China, uno de los mejores, o Ichiban a pocos metros.

 

oleo dixit fudge
¿Conocés el fudge? Típica golosina yankee a mitad de camino entre un dulce de leche y un bombón

 

 

COMIDA YANKEE EN BUENOS AIRES


La verdad, es difícil tomarle la mano a las recetas que vienen de otros países. Y más difícil aún reunir la información con las ganas de cocinar. Pero existen algunos santos remedios para el antojo gastronómico con banderita.

 

Acá te pasamos algunos de los mejores restaurantes, delis y datos varios que nos pasaron los expat estadounidenses.


Las chicas de Rodondo Cookies preparan galletitas al estilo norteamericano. Hay de Gingerbread, de limón y vainilla con sal marina, más jugadas con chocolate y ají picante, y las icónicas Chunky Peanut Butter (de manteca de maní, un ingrediente protagónico de esta repostería). Un lindo detalle es que también venden frascos con la mezcla para Gingerbread (masas de jengibre, otro ingrediente con mucha presencia en el recetario del país). También tienen un blog donde muchos desorientados van a encontrar una tabla salvadora: en este post cuentan cómo se traducen varios términos culinarios, y cómo preparar en casa dos productos que no se consiguen fácilmente por acá: buttermilk (o suero de crema) y melaza.

 

 

oleo dixit cookies
Gingerbread cookies: ¿querés saber dónde se consiguen?

 

El jarabe de arce, miel de Maple o maple syrup está en el corazón de los norteamericanos: una miel extraída del árbol de arce, dulce y rubia, bastante líquida. Típicamente canadiense, su uso más clásico es para endulzar panqueques y waffles, pero se fue extendiendo a galletitas, budines y hasta carnes agridulces.

 

Aquí siempre fue difícil de conseguir, pero los expat dicen que no se parece en nada a la miel o la miel de caña, que es lo que muchos proponen para reemplazarlo. No obstante, conseguimos el dato. Acá esperamos que nos aplaudan, nos agradezcan, lloren de emoción. Sepan que la miel de arce se consigue, no sólo en misteriosos rincones de Mercado Libre, sino también en el impecable Reale. Anotá: Av.Pueyrredón 2054, 4803-8535.

 

oleo dixit maple syrup
Maple syrup, ideal para endulzar panqueques y waffles, galletitas, budines y hasta carnes

 

Otro fundamento de la cocina en inglés: los arándanos. Los usan dulces en pastelería, para muffins, en pies (tartas) y confituras, o para cocinar, en salsas que bañan carnes y pollos. También es protagonista de muchos tragos, como el Cosmopolitan. Seguro que escuchaste mencionar la “cranberry sauce” como parte obligada de la cena de Acción de Gracias, esa escena repetida en infinidad de películas hollywoodenses; y es clave en la cena de Navidad, acompañando un pavo, cual vithel toné de abuela argentina.

 

Acá, los arándanos se consiguen frescos hace rato, en supermercados y verdulerías, cuando es época; también hay jugo de arándanos por doquier. Si querés confituras gourmet, como arándanos al Malbec, en chutney o con chocolate, podés buscarlos en Il Mirtilo, de los pocos que produce un dulce en barra, con el formato y la consistencia del dulce de batata o membrillo.

 

 

RESTAURANTES FAVORITOS CON BANDERITA YANKEE


Aunque los norteamericanos prefieren poner manos en la masa, y cocinar ellos mismos, hay muchos restaurantes de su patria. Hay varios, muy bien valorados al menos por los argentinos. Tomá nota:

 

Kansas

El archifamoso, con sus ribs doradas y salsa barbacoa, y su famoso cheesecake.

 

Mark’s

Se volvió rápidamente un gran recomendado para un brunch palermitano: el desayuno combina lo más potente de los dulces que nos resultan más normales a los argentinos para arrancar el día, con muffins, cupcakes y otras dulzuras.

 

oleo dixit hot pastrami
Hot Pastrami, delicia de Nueva York también en Buenos Aires (Foto: Allie Lazar)

 

Café Crespín

Los norteamericanos recomiendan el breakfast a toda orquesta que preparan en Café Crespin: no faltan los huevos en todas su versiones y la french toast (una torreja de pan con huevo y leche, dorada a la sartén). Este rincón de Villa Crespo no es norteamericano pero se llena de extranjeros a la mañana.

 

Ya pasando al almuerzo o la cena, los usuarios de Oleo están todos de acuerdo:

 

El tejano

Es el favorito en Villa Crespo: un restaurante a puertas cerradas, creado por sus dueños de neto origen tejano, que además venden productos poco comunes: salsas, gravies y aderezos propios.

 

Pérez

Esta hamburguesería en San Telmo rankea bien alto.

 

The Embers

No podemos dejarlo afuera. Es el primer diner de estilo tradicional en Buenos Aires. Por ahora solo está funcionando el local de Nordelta, pero pronto reabrirá las puertas el clásico de Avenida Libertador, esperemos que con la misma estética en azul, rojo y blanco, sus sillas de plástico y sus largas barras. Sirven la comida con banderitas en palillos, pollo en canasta con papas rejilla, chilli y hot dogs. Sus milkshakes son impagables.

 

oleo dixit cannolli
Cannolli: lo podés probar en el Underground Market

 

El bagel es una insignia estadounidense, casi como el alfajor para un argentino. Es un pan con forma de donut, pero no se le parece en nada más: es salado y su consistencia esponjosa provoca suspiros. Los más clásicos se rellenan con salmón y queso crema, o con mucho pastrami al estilo deli. Hay varios para darse el gusto en Buenos Aires:

 

Quiero Bagel

Este delivery, dicen por ahí, está a la altura de los que hay en el Lower East Side de Manhattan.

 

So Bagel

Estaban en la zona de Tribunales, con una estética bien típica de Brooklyn y un menú de bagels rellenos muy seductor. Reabren el local en los próximos días en el Distrito Arcos, nuevo centro comercial en Palermo, frente al Polo Tecnológico. Para más info: consultas@so-bagel.com.ar

 

La crespo

Arranca suspiros de cualquier amante de los típicos delis neoyorkinos: el sándwich de pastrami en pan negro es una monstruosidad adorable.

 

La comida rápida es sin dudas uno de los pilares de esta cocina. Llegaron recientemente a Buenos Aires varias cadenas al estilo norteamericano.

 

Starbucks, KFC y TGI Friday’s

 

Atlanta Wing Factory

Se rumorea que las mejores alitas de pollo se consiguen acá

 

Dean & Dennys

En pleno Palermo, una hamburguesería con estilo dinner bien marcado.

 

PF Chang’s

Se suma a ese peculiar encare de la cocina asiática bien estadounidense. ¿A qué nos referimos? Los sabores de Chang no son los asiáticos sino los de un naturalizado estadounidense. Seguramente te suenen de las películas: el pollo Kung Pao, el cerdo Mu Shu.

 

oleo dixit cheesecake
El clásico cheesecake que preparan en PF Chang's, para no extrañar

 

Sugar

Es uno de los poquísimos lugares que nos recomendaron explícitamente los nativos. Ahí se sienten en casa. El menú refleja de igual manera la banderita de U.S.A: burritos, buffalo chicken fingers y todo tipo de fast food. Es más que nada un buen lugar para el happy hour con una hamburguesa de gran nivel. El temible Hearty Irish Breakfast incluye cuatro huevos revueltos, chorizo, panceta crocante, papas y cebolla salteada. Eso sí, con pan de salvado tostado. www.sugarbuenosaires.com, Costa Rica 4619.

 

Melao

Es un espacio glorioso para los amantes de las gastronomías exóticas. Además de reproducir con un twist de autor la cocina mexicana y la cubana (países donde vivió décadas su chef Yilán), incluyen en la carta platos de todos los rincones del mundo, entre ellos Louisiana, con un súper Gumbo, y especialidades tex-mex como Chilli & beans o las famosas Chimichangas. No se especializan en comida norteamericana pero estos platos salen tan logrados como si lo hicieran. En la fondita – almacén (tienen unas cuatro o cinco mesas, apenas, en su pequeño local) venden para llevar BBQ New York style, Cheddar Cheese cream, salsa de chipotle para comidas tex-mex y otras delicias.

 

 

¿Cuántos de ustedes viajaron a probar de primera mano la cocina norteamericana? ¿Qué otro rinconcito porteño guarda secretos en inglés? Sean generosos, a compartir los datos, es un gesto de diplomacia internacional gourmet.

 

 

 

Natalia Kiako
A Natalia Kiako la encontrás: comunicando en su consultora Kiako–Anich, cocinando en su blog Kiako, the cook, escribiendo en la revista Casquivana.
A la sazón, es licenciada en letras, corredora bajo perfil y curiosa como un gato.

 

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

9 Comentarios

  • ceci

    So Bagel está cerrado desde agosto!!! o volvió a abrir en otro local???

    que papelón Natalia poner un restaurante que ya no existe jajaja

  • Nati Kiako

    Hola Ceci: te cuento que conozco bien So Bagel y varias veces lo probé… incluso este invierno! cuando escribí la nota chequeé la info y como la web seguía online (igual que ahora, sigue vigente) nunca se me ocurrió que hubieran cerrado en tan poco tiempo.
    Igualmente te contamos que nos comunicamos con ellos de nuevo y sólo se tomaron un respiro: están a punto de lanzar un nuevo local en el “Distrito Arcos”, un nuevo centro comercial en Palermo, frente al polo tecnológico.
    Gracias por avisar, saludos.

  • Marc

    El maple syrup, el mejor regalo que uno puede hacer para las fiestas.

  • Nacho

    Faltan unos muy buenos:
    -Casabar: Unas hot buffalo wings de otro planeta
    -Magdalena´s Party
    -El Alamo

    todos son de dueños yankees

  • Susana

    Deliciosa y … delicioso! Buenísimo lo suyo m’ija y siga con el mate nomás!

  • PenelopeD

    Hay algunos de los nombrados que son una vergüenza, ej. Dean & Denys que tiene una ambientación impecable pero de comida cero.
    Y como dice Ceci, parece más bien una nota sacada del bolsillo, que una chequenado disponibilidad y calidad a la fecha. Y sobre bagels, faltaría Scarlett que hace unas impecables.

  • Lucho

    Te faltó Bar BQ y Trixie en sus locales de Costa Salguero y Palermo Hollywood.

  • Elina

    Y”Mash”?? Los dueños son dos ingleses.se especializan en comida inglesa, virando a curries ..Por calle Méjico. Pocas mesas, buena comida inglesa inspirada en su ex colonia, la India.

  • Goose

    El típico restaurante yanqui se llama “diner” con una sola n, y se dice ‘dainer’ “Dinner” es “cena”, y se dice ‘diner’.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.