Los restaurantes a puertas cerradas ya comienzan a ser un boom dentro de la oferta gastronómica que encontramos en Buenos Aires. Los hay para todos los paladares, desde propuestas con menús sofisticados, pasando por opciones vegetarianas, caseras y hasta el bien amado asado.  En los últimos dos añoshan abierto varios restaurantes de este tipo por casi todos los barrios de la ciudad, algunos muy conocidos y otros no tanto, pero que comienzan a hacerse escuchar con el boca a boca.  Uno de los medios que ayudo mucho a la difusión de estos restaurantes fue justamente Guía Oleo, logrando posicionar a varios de estos por sobre los restaurantes a la calle.

 

Cuál es la gran diferencia entre un restaurante a la calle de uno a puertas cerradas? Principalmente que el fin de estos es que uno se sienta como en casa, pero muy bien atendido y por supuesto con una propuesta gourmet diferenciada. Lejos del ruido y los apuros de los restaurantes comunes, encontraras en estos lugares secretos una experiencia que vale la pena vivir, eso sí, es indispensable la reserva previa.

 

Aquí te recomendamos algunas de las varias opciones que hay dando vueltas en la ciudad:

 

Paladar Buenos Aires: Comandado por Ivana Pinar (sommelier) y Pablo Abramovsky (chef),  este restaurante abrió sus puertas en septiembre del año pasado. En un comienzo realizaban clases de cocina que culminaban con cenas, pero tal fue su éxito que decidieron lanzarse de lleno, en Marzo de este año, a ser un restaurante a puertas cerradas. Su nombre remite a los conocidos paladares cubanos, que son justamente los restaurantes típicos de Cuba en casas particulares. La propuesta gastronómica se basa en una cocina de mercado, fresca, rica y sana. El concepto es tentar a los sentidos con cada paso de la degustación que realizan, armonizando el plato con el vino maridado. Cada fin de semana ofrecen diferentes menús, que realizan teniendo en cuenta cada detalle. Además todos los meses cuentan con una bodega diferente para así ofrecer a sus clientes la posibilidad de ir conociendo diferentes terruños y sabores.

 

Nice Food Gourmet: Desde hace cuatro años, Celeste Bennati (cocinera profesional, pastelera y bartender) junto a Marias Famulari (director de cine), idearon Nice Food Gourmet, con la idea de ofrecer un viaje gastronómico por diferentes culturas, sabores y sonidos del mundo. El concepto se basa en fusionar varios elementos en una sola velada, para así ofrecer una experiencia única. Ofrecen de jueves a sábados (los días pueden ir cambiando de acuerdo al mes)   una propuesta gastronómica diferente, este fin de semana por ejemplo contarán con un menú que llaman “Tierra de Incas”, que constará de siete pasos basados en la cocina peruana tradicional. A su vez, quienes quieran podrán elegir entre algunos de los juegos de mesa que tienen, acompañado de algún cocktail. Cuentan con dos sucursales, Casa Resto en Villa del Parque, con capacidad de 30 comensales, parque y salón lúdico con pool y Sublime en Villa Devoto, con capacidad para 20 comensales, con juegos de mesa y patios para fumadores.

 

Casa Coupage: Surgió como el primer club de catadores de vinos y maridajes, en el año 2005, de la mano de dos sommeliers (Inés Mendieta y Santiago Mymicopulo), quienes realizaban actividades relacionadas con el vino. Su idea era enseñar a los consumidores a entender el vino, y gracias a la gran demanda de sus clientes habituales y extranjeros, comenzaron a ofrecer todos los jueves  la posibilidad de quedarse a cenar en la casa. Su éxito fue tal, que comenzaron a abrir sus puertas los viernes y sábados. La propuesta aquí se basa en conjugar la alta gastronomía con la cálida atmósfera de su casa. Reconocidos medios de comunicación internacional como Forbes, el  ABC de Madrid y la Folha de Sao Paulo, entre otros, comenzaron a recomendar Casa Coupage como una excelente propuesta culinaria en Buenos Aires. Y ese fue solo el comienzo, ya que varios medios locales recomiendan a este restaurante como uno de los mejores en su tipo. Con tan sólo cinco mesas, aquí ofrece una carta de cocina argentina moderna, realizada con productos frescos de estación y de alta calidad. A su vez, todos los meses realizan catas a ciegas comparativas con maridajes, donde proponen degustar al menos tres vinos de etiquetas seleccionadas con la intención de ilustrar algún dato particular acerca de una variedad, un segmento, o una zona productora. Las catas son complementadas con las propuestas del chef: tres platos pequeños de su creación, para poder identificar cómo mutan la percepción de los vinos en la medida que los combinamos con diferentes alimentos.

 

Almacén Secreto: Un espacio que combina la cocina regional con el arte. Un bello patio con un limonero y un salón comedor rodeado de cuadros, esculturas y un hogar a la leña, son las caras visibles de Almacén Secreto.  De su horno de barro salen varios de los platos que ofrecen en su menu dividido en norte, centro y sur. Silvia Machicado, es la chef encargada de realizar una selección de varios platos que hacen un recorrido por la cocina argentina. De esta manera encontrarán opciones de “el norte” como empanadas tucumanas, tamales, humitas y locro, entre otras; de “el centro” encontraran lengua a la vinagreta, matambrito a la provenzal, carne al horno de barro o pollo criollo y finalmente de “el sur” ofrecen salmón ahumado, trucha al escabeche, solomillo de cerdo con frutos del bosque y hasta cordero patagónico, entre otros. Todos estos platos pueden ser maridados con vinos especialmente seleccionados y divididos de la misma manera que su carta de comidas. A su vez, también ofrecen productos regionales para llevar, como té de coca, queso de cabra, higos en almíbar y arropes, entre otras opciones. Abierto de miércoles a sábados por las noches, es una excelente opción para indagar en la cocina regional dando un paso por los diferentes puntos del país.

 

Casa Parrilla: Una excelente opción para comer un rico asado sin tener que acudir a las bulliciosas parrillas porteñas. En Casa Parrilla encontrarás un lindo jardín de 90 m2 rodeado de verdes, una mesa que alberga hasta 8 comensales y,  por supuesto, una parrilla que es la gran anfitriona de la noche. De lunes a sábados, a partir de las 21hs, proponen un asado compartido o privado con un mínimo de 4 personas, fomentando no solo al buen comer sino también a conocer nuevas compañías. Para comenzar ofrecen una recepción con bruschettas, choripán y morcipán, luego se pasa a las carnes con cortes que incluyen tira de asado, bife de chorizo y bondiola, acompañado de ricas ensaladas y vegetales a la parrilla y finalmente un clásico postre vigilante acompañado de cesto de frutas de estación.  Quienes quieran podrán llevar su propio vino.

 

Otros restaurantes a puertas cerradas que podes encontrar en nuestra ciudad son:

La Cocina Discreta

Tipo Casa

Caracoles para Da Vinci

Casa Saltshaker

Treintasillas

Del Caribe

Casa Felix

Casa Alma Tinto

 

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

25 Comentarios

  • Christina Sunae

    Hola se olvidaron de Cocina Sunae?

    http://www.guiaoleo.com.ar/detail.php?ID=6477

    Saludos!

  • Jimena

    Por mi parte yo recomiendo Lo de Teresa!! queda en palermo y es muy bueno: ya volvimos 2 veces.

    http://www.lodeteresa.com.ar

    hermosa la casa y la atención y la comida es muuuy rica!

  • carlos

    vuelvo siempre con lo mismo, esto no son restaurantes, son casas donde no se paga ningun impuesto, tampoco creo que tengan habilitaciones, paguen por publicidad en la via publica, y no en tre ningun inspector a revisar los baños, los matafuegos, tengan seguros contratados y todo lo que tenemos que tener en cuenta todos aquellos que servimos comidas con locales abiertos, la comida esplendida.

  • Leonardo Berconsky

    Sería interesante tener los teléfonos de estas casa de comida recomendadas.

  • GuiaOleo

    los números están, hay que clickear los links nada mas..

  • Brenda

    Me gusta mucho esta modalidad que descubrí con los bistros brasileros y algunas casonas en españa. De los publicados conocimos NiceFood y nos llevamos una muy buena experiencia en cuanto a la comida y la atención.

  • Lionel

    Carlos, me gustaría dar mi opinión sobre tu crítica, no porque esté o no de acuerdo, sino porque hay un par de detalles que no considero correctos a la hora de hacer una crítica.

    Primero: “paguen por publicidad en la via publica” es algo incoherente, simplemente porque NINGUNO de los restaurantes tiene publicidad en la vía pública.

    Segundo: “donde no se paga ningun impuesto”, eso depende de cada lugar, puede ser que algunos no hagan factura (como no lo hace el 95% de los restaurantes a menos que uno se las pida explícitamente), por otro lado, no hay un “impuesto al restaurante” que uno deba pagar, y capaz, sí habría que ver si tienen declarados los servicios de Gas, Electricidad, Teléfono y Agua como comercial.

    Tercero: “tampoco creo que tengan habilitaciones” en el país de los ciegos el tuerto es rey, dicen por ahí. Simplemente conozco muchos lugares que están habilitados y no deberían.

    Cuarto: “no en tre ningun inspector a revisar los baños, los matafuegos”, sería bueno que vayas a auditar todo esto ya que no tener matafuego, el baño limpio o ese tipo de detalles, es algo común en muchos restaurantes. Ah! Cuando entra el inspector a los bolichitos de Palermo, se va con la cometa en el bolsillo.

    No quiere decir que, porque en este país sea todo una joda, vamos a quebrantar la ley así porque sí. Pero también hay que entender que la ley está muy mal redactada, ya que si yo quiero tener dos baños de 4 metros cuadrados, nos dirán que tendríamos que tener otro más, por más que los baños sean más grandes que la cocina. Por otro lado, se permite tirar abajo edificios en áreas de protección histórica, pero después no dejan que uno habilite un lugar porque la campana no tiene una turbina de avión para extracción de humo.

  • Lucila

    Estuvimos en treinta sillas a principio de este año, llamé y hablé directamente con el chef para hacer la reserva, me comentó el menú para ese día y, como le dije que no me gustaba el conejo, me sorprendió con un plato “personalizado solo para mí”, manteniendo los ingredientes principales pero sin el conejo, que fue reemplazado por otras verduras y escabeches…. La comida, el vino, el ambiente y el factor sorpresa merecen un DIEZ!!!! Fue como ir a la casa de amigos…… Realmente superó mis expectativas!!!!!

  • carlos

    podria responderle cada uno de los items a lionel, concuerdo con casi todos, pero yo que si estoy en palermo pago por tener los carteles de mi resto bar, uno de los mas antiguos de palermo, si tengo matafuegos, si facturo porque mi negocio es otro, si tengo baño para discapacitados y trato de hacer las cosas lo mejor que puedo dentro de la ley, seguramente vos sos un critico de esta situacion que a todos nos hace mal, pero mi negocio esta habilitado, mi maestro de cocina esta en blanco y tiene libreta sanitaria, y esta todo bien, pero no tanto porque la ley no es igual para todos, y lo que ud. defiende no es un resto, es un señor que cocina en su casa puertas adentro que no deberia publicar en esta pagina, por supuesto es mi modesto modo de ver las cosas, lo cual no significa que sea o deba ser asi.

  • Martín

    Carlos, hablás desde un “nosotros” que hace parecer que sos dueño o socio de algún restaurante, es así?

    Te animás a decir cuál es? Digo, a ver, ya que ponés en tela de juicio a los restaurantes a puertas cerradas, me encantaría ir un día a tu lugar, al azar como cualquier hijo de vecino. Después de tus comentarios me imagino que me ofrecerán factura sin requerirlo, espero ver los matafuegos y la habilitación en una placa en la puerta, y ojalá la atención del servicio sea el 50% de buena que en muchos de estos lugares. Ni hablar de la comida espléndida que comentás que servís.

    Con gusto espero el nombre. Por supuesto que iré sin previo aviso para que no preparen un “acto” :) Pero prometo identificarme y preguntar por tí.

    Saludos,
    Juan

  • guille

    Concuerdo con varios, son lugares truchos, sin habilitacion, sin control.
    Ahora los mismos que critican a La Salada por trucha con los que piensan que estos lugares tienen onda.
    suerte

  • Lionel

    Carlos;

    Entiendo tu punto de vista y, además de aceptarlo, tengo que decir que, desde tu lógica es correcto.

    Te puedo decir que, cuando generalizo, lo hago por el mero hecho de haber pasado por 4 materias de estadística, entonces casi todo lo veo con números. Generalizo, no quiere decir inferir en la totalidad. Hay gente que hace las cosas como corresponde como vos (según vos decís ya que yo no pude verificarlo, pero al margen no me interesa hacerlo y prefiero confiar en tu palabra, con eso es suficiente.

    Lamentablemente la mayoría, restaurantes o no-restaurantes, hacen lo mismo, por lo que esta sería una disputa entre quién es peor, un violador o un asesino. Convengamos que ambos hacen las cosas mal.

    Lo único que tengo para decirte es que lamento que tengas tu restaurante en Palermo. Lo lamento porque Palermo es la zona que considero peor de toda la capital para comer, simplemente por un tema personal, digamos de buenos usos y costumbres. Y te paso a explicar porqué:

    Desde hace ya varios años que me gustó salir mucho a comer afuera, es una forma de aprender a cocinar. Con el tiempo me di cuenta que la gente se muere por la plata, no la quieren, la desean. Y eso hace que, por estar en Palermo (por ejemplo) uno se comporte de forma inapropiada por ese círculo vicioso de gente tonta que sólo va a comer ahí porque no saben a donde ir y dueños de restaurantes que se abusan en el precio porque están en Palermo y no están en Almagro o Flores.

    Yo estoy en esto del a gastronomía y soy el primero en saber cuando están intentando vacunarte o no. Que venga alguien a decirme que el sushi está caro, puede ser, vale $75 el kilo de salmón rosado en el barrio chino pero que los precios sean de un 180% superiores lo considero una falta de respeto (el salmón subió sólo un 30% más de lo que costaba hace 3 años y medio).

    Así como yo estoy en contra de este tipo de abusos, donde un plato Thai te lo cobran $60, cuando yo se que el costo del mismo es de $10, estoy en contra de Palermo, porque estoy cansado que los restaurantes le transmitan los valores irrisorios de alquileres de propiedades de la zona al cliente. Esto no quita que haya muchos “tontos” que siguen yendo a comer a esa zona.

    Sin ir más lejos, el sábado al medio día fui a comer a un barcito sobre la calle Gurruchaga. Café/Bar nuevo, atendido por unas cubanas o colombianas (no diferencié bien el tonito), donde ofrecían a $35 el menú de medio día, arroz salteado con verduras y pollo o lomo, gaseosa y poste. El arroz era el gallo oro jamás se pasa. No digo el nombre porque no me interesa quemar a nadie, pero esto de que venga un yanquie y piense que puede venir a tomar el pelo a la gente me cae muy mal. Peor si me entero que el dueño es argentino.

    Todo esto es lo que termina molestando y la gente empieza a migrar a este tipo de lugares. No soy fanático de la comida super gourmet, prefiero darle más importancia al sabor y al momento que a las presentaciones, pero te aseguro que entre ir a comer al restaurante del Alan Faena o el Cesar, me quedo toda la vida con cualquier restaurante a puertas cerradas. Cuestan la mitad, y te aseguro que los Hoteles 5* negrean a todos, salvo al Chef Ejecutivo que pone la cara para las notas prensadas en las revistas.

    Lo dice la propaganda: Las cosas como son.

    P.D. Para Guille: No tires la primer piedra entre medio de las llamas del infierno que el dueño de restaurante más buenito de Buenos Aires tiene pedido de captura, imaginate al resto. De paso te dejo la notita de Clarín que comenta que por segunda vez ya habían hecho la denuncia que Osaka se colgaba de la luz.

    http://edant.clarin.com/diario/2008/06/14/laciudad/h-01693687.htm

  • Alfred

    Estoy de acuerdo con Lionel, y también soy gastronómico. La competencia es por demás desigual. Mientras un restaurante a la calle tiene que cumplir con mil y un detalles de código de habilitaciones tanto en especificaciones de construcción como en exigencias de seguridad, estos restaurantes a puerta cerrada no tienen que cumplir nada simplemente porque no existen a los ojos del gobierno de la ciudad o de la Afip. Lionel, no estamos discutiendo si las leyes y ordenanzas son absurdas o no, como sea hay que cumplirlas y en todo caso si no nos gustan hacer lobby para que se cambien; la discusion aquí es que los locales a la calle tenemos muchas cargas que asumir obligatoriamente que los puertas cerradas pueden obviar y eso se traduce en otro costo de producción y en consecuencia otro precio al público; además de evitarse los riesgos legales que conlleva este negocio. Saludos.

  • Alfred

    Perdón, me refería a que estoy de acuerdo con Carlos y no con Lionel. Saludos

  • carlos

    espero esta respuesta si la publiquen sino esto nada de sentido tiene, que algunos no tengan las cosas en regla no significa que todos hagamos lo que nos plazca, despues la verdad es que por dia en mis negocios entran habitualmete mas de 600 personas en ambos turnos y no se quienes son, cobro si a cada uno de esos 600 por los servicios prestados, NO PIDO COLABORACIONES DE NINGUNA INDOLE, realizo actos de comercio a cada instante, ademas de ingeniero hoy despues de 25 años de gastronomico, creo saber como se realizan estas cosas, no necesito que nadie se presente a discutir esto en la caja, si reclamen la factura si algun empleado desonesto que si los tuve no la extendió, por ultimo y por suerte no todos pensamos como lionel o martin, en lugar de pensar que es lo que hacemos mal y A PUERTAS CERRADAS, criticar al que a los tumbos en un pais como la argentina sigue a flote, contrata gente, da trabajo, no se esconde paga todas sus obligaciones, que no es ningun santo, pero que sabe como buen ingeniero que conga es un restaurant, y que cosa es una puerta cerrada, sabe ademas lo que es el riezgo, armar un negocio, asegurarlo, tener stock, no armar una comidita para veinte y listo, reponer mesas sillas, matafuegos, contruir baños resignando salon, y en verdad no quiero mensurar ni calificar vuestra actividad no me corresponde, como a martin ponerse el saco del inspector para ver si yo tengo autoridad para emitir un claro mensaje o comentario.C.D.R.

  • GuiaOleo

    Carlos,
    vos “publicas” en esta Pagina?
    Por lo que sepa la guía Oleo no cobra por “publicar”
    es verdad que no es lo mismo un restaurant y una casa donde se puede comer pero para el comensal es bastante parecido.
    Esta guía esta al servicio de los comensales, no de los restaurantes, por eso aparecen todos los lugares que les sirven a la gente. Es así de simple.

  • carlos

    para la gente de la guia; esta perfecto tu comentario, es asi el espiritu de esta guia, es por eso que me enoje, las respuestas no fueron de consumidores, por eso la reaccion, y en cuanto al tituto de la nota ahi lo podemos discutir, de todas formas estas discusiones solo sirven si son inteligentes, siempre la idea final debe ser una mejor calidad de vida para todos .-

  • carlos

    por molestar aguante el GALLO ORO.-

  • Gustavo

    Estimado Carlos, eso de decir estas no son casa de comidas…………….mmm es medio despectivo. Te comento que voy a muchos lugares de puerto madero y palermo y todo aquello que tiene mucha publicidad y re nombre y realmente la suciedad en los baños es impresionante, la comida una porqueria en la mayoria, atencion y eso donde esta???? y si pedis hblar con el chef, nunca aparece porque esta ocupado!!! o mejor dicho no quieren dar la cara por el plato de mierda que preparo.

  • Cindy

    En cuba habia tantos restaurantes de estos que hicieron una figura legal para que esten en orden.

    No son lo mismo que un restaurante a la calle, abren ciertos dias a la semana con capacidad limitada (generalmente no mas de 20 personas) no hay recambio asi que la facturación no es la misma ni tampoco la cantidad de gente que lo visita. Ya generarán una figura legal para este tipo de negocios y se acabará la historia, todos podrán trabajar y disfrutar de su trabajo como debería ser.

    Yo he visitado varios de estos lugares y les aseguro que me senti realmente como en casa, esta gente es apasionada por lo que hace y eso se nota la limpieza y la calidad de productos que usan es 10 veces superior a lo que se ve generalmente por ahi.

    En más el jueves pasado fuimos a TUCSON, gastamos aproximadamente 500 pesos y nos dieron un ticket sin identificación fiscal ni nada…..

  • matias

    me parece que estos lugares a puertas cerradas dan un sentido mas intimo a la comida, al momento y si bien es un negocio, l oq ue tiene de distino a muchos comercios es que aqui la comida se hace con un sentido de amor al projimo y no solo por dinero, entonces cuando las cosas se hacen por gusto y no porque te pagan como lavacopa y estas cocinando un salmon rosado que se vende a $100 con suerte…
    ahi se nota la diferencia y lo que se discuta aca son envidias de comerciante lloron. y no de hombre servicial.

  • Yani

    yo recomiendo uno LA LARA LA COCINA
    https://www.facebook.com/lalaralacocina

    la flaca hace cocina de autor excelente a un precio que no lo podes creer!!

  • lorena

    Alguien sabe de un lugar a puertas cerradas que sirvan parrilla, para ir a festejar un cumplaños para 12 persosnas?

  • Natu

    Yo fui a algunos y la experiencia que se vive es completamente diferente a un restoran normal. Es mucho mas intimo y relajado, y la verdad es que la mayoria no tiene mas de 12 sillas y el que mas lugar tenia, habia 20 sillas. No creo que eso haga la diferencia… no me parece un abuso…
    Uno de los lugares donde fui, el cheff me contaba que no le gusta cocinar para muchas personas, sin siquiera conocerlas. Tambien por otro lado, en mi temprana edad trabaje muchos años como camarera y tengo muchisimos amigos gastronomicos y es increible el nivel de abuso y esclavización de empleados en la gastronomia, generalmente los lugares con mas comensales, como los 600 de Carlos, son los peores. Quieren que seas EL CHEFF, pero te pagan como lavacopas… Lo digo con conocimiento de causa. por esta razon tambien cada vez mas deciden cocinar en su casa…

  • Maria

    Carlos,
    Recién hoy año 2017 leo estos comentarios, yo soy una persona que me quedé sin trabajo recientemente y me junté con una amiga chef para llevar a cabo esta nueva tendencia de foodies a puertas cerradas, es cierto que estoy en una búsqueda de ingreso, y en un momento en que la gastronomía argentina se encuentra con un montón de chefs sin posibilidades de tener un restaurante propio! Pero te aseguro que con respecto a la comida todo lo hacemos 100% fresco y en el momento mientras el comensal llega; mi casa tiene que lucir impoluta , el baño… con una limpieza a fondo, atención personalizada y relajada y hacemos que se sientan tan comodos que debemos decirles en un momento que se vayan porque no quieren hacerlo! Podemos estar fuera del radar de la afip y sí… pero con respecto a este punto,en el sector gastronómico no están en condiciones de lanzar la primera piedra tampoco. Yo amo darles lo mejor a las personas cuando eligen comer en nuestra casa.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.