[Inserte aqui la imagen – opcional]

Información:

Edad:

37

Ocupacion:

Cocinero

Url Web:

www.elbuensaborafricano.com.ar/

Nombre Web:

El Buen Sabor

Entrevista:

29 de junio de 2015

 

“Detrás de mi restaurante hay una cultura, por eso hago las cosas auténticas” dice Maxime Tankouo, chef de El Buen Sabor. Como responsable por el único restaurante africano de Buenos Aires, Maxime sabe que su emprendimiento va mucho más allá de la comida. Quienes van a probar sus platos se encuentran con una experiencia que no usa el exotismo como recurso sino que muestra su total originalidad. El local ubicado en Villa Crespo es pequeño, y más allá de un gran mapa de África en la pared y algunos detalles, estéticamente es una cantina de barrio.
Todo en El Buen Sabor es auténtico, tanto su comida como su historia. Maxime es un ex jugador de fútbol camerunés que llegó incluso a estar en la liga profesional sudafricana. Luego de su retiro, decidió venir a Buenos Aires y, después de una breve experiencia fallida con un locutorio, abrió su restaurante en 2008 en Villa Crespo. Cuenta que sus amigos, deleitados con sus creaciones y sabores tradicionales, le insistieron que ése era el camino.
“África es un continente muy grande, yo hago comida de Camerún y de casi todo África menos la parte del norte, pero la forma en que cocino es camerunesa”, explica Maxime. Según cuenta, esa forma de cocción típica incluye una base de apio, puerro y perejil, que es el pilar de todos los platos. “A todo lo hago iniciando la preparación así”, dice, y revela que un secreto es no usar pimienta negra, sino reemplazarla por otros condimentos.
Las comidas tienen alguna similitud con la gastronomía brasileña: porotos negros, mandioca, plátano, carnes. Pero los condimentos son diferentes, aunque Maxime admite que los platos están adaptados al gusto local, un poco menos picantes de lo que suelen ser del otro lado del Atlántico.
Además, hay ocasiones en las que no consigue ciertos ingredientes. “Hay platos que directamente ni los puedo iniciar, que los tengo escritos o pensados pero directamente no los puedo iniciar porque no tengo nada para sostenerlos”, narra. También hay comidas que no hace, independientemente de la disponibilidad de los productos. “En África es así, hay platos tradicionales, que es lo que yo considero que es de mi tribu, y ese plato no se hace en cualquier momento, es un plato de honor”.
El Buen Sabor mantiene su carta todo el año, y Maxime se jacta de que los sabores son los mismos desde el momento en que abrió. Lo que más recomienda probar es la salsa de maní, que asegura es lo más típico que prepara, aunque también mantiene un viejo desafío que ya viene diciendo hace rato: que ningún chef puede hacer un pescado a la parrilla mejor que el suyo. “Estoy muy seguro de mí, y puedo desafiar porque yo sé mucho cómo la gente hace el pescado, y creo que lo hago mejor”, dispara.

 

Uno de los puntos más sobresalientes del restaurante, más allá de su comida, es la decisión consciente de Maxime de mantenerse en Villa Crespo. “Yo hoy tengo la posibilidad de ir a Palermo y abrir un lugar cinco veces más grande, o transformar el lugar y poner cositos gourmet, pero a mí no me interesa, quiero la originalidad, no la popularidad”, asegura Maxime. El Buen Sabor consigue justamente eso. Una experiencia grastronómica que acerca al comensal a África sin jugar con el golpe de efecto, con la confianza de que lo que mejor habla, es la comida.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

1 Comentario

  • walter pagliardini

    Un groso en lo que hace.

Dejar un comentario

Todos los campos son requeridos. Tu dirección de mail no será publicada.